Crecimiento Interior

crecimiento interior

El crecimiento interior bajo la dirección del alma

Mediante la auto observación constante de cómo nos comportamos podemos hallar las causas de porque somos así, y actuamos de esa forma, el conocer estas causas raíz nos orientan para saber de nosotros y de cómo hemos construido nuestra personalidad. Mediante este auto conocimiento de nosotros analizando las causas origen de nuestras reacciones o de nuestras afectaciones, podemos desentrañar nuestra personalidad y corregir en nosotros todos los defectos que hallemos.

Este es un primer paso en nuestro crecimiento interior, mientras nuestra alma nos va situando a nuestro paso las situaciones adecuadas para descubrirnos y para tener la información suficiente para continuar este proceso.

Poco a poco nos vamos liberando de conductas y condicionamientos adquiridos para ser cada vez más espontáneos y naturales, vamos dejando atrás nuestro control de nosotros mismos para aprender a fluir en los acontecimientos.

En este proceso el alma nos va dirigiendo sin que seamos muy conscientes y va arreglando nuestros chakras trabajando la parte psicológica asociada a cada uno de ellos, así por temporadas podemos estar trabajando con uno o varios chakras simultáneamente en función de las experiencias de vida que estemos viviendo.

Así mismo el alma va colocándonos cerca a las personas adecuadas con las que tenemos que interactuar para continuar con nuestro crecimiento.

La mayoría de las personas que encontremos en esos momentos serán espejos nuestros, es decir grandes rasgos de su personalidad o psicología serán similares a los nuestros y el estudio de la persona con la que nos relacionamos observándola desde nuestra perspectiva nos hablara de nosotros y de cómo somos, lo cual dará pie a que nos sigamos conociendo viéndonos reflejados en los demás y de esta manera poder ir cambiando en nosotros todo aquello que nos dificulte la singladura de ir hacia nuestro interior, camino de nuestra alma.
Podría en este momento hablar de muchas de las cosas que vamos aprendiendo en estas experiencias pero he basado este artículo en una introducción dejando para posteriores artículos el profundizar en dichos temas.

Desarrollar un estado natural en el que nos encontremos a gusto con nosotros mismos y observar cuando perdemos este estado buscando en nosotros las causas que nos han hecho perder dicha actitud es una forma de empezar a conocernos, y de comenzar nuestro crecimiento interior.

El conocimiento de estas causas dará pie a que en cierta medida te conviertas en tu propio psicólogo analizando tu psique y además te facilite paciencia y comprensión en tu trato con tu entorno al descubrir que la mayoría de las personas reacciona a su entorno por las mismas causas que vas descubriendo en ti.

Leer los libros adecuados y tener unas prácticas básicas te pueden ayudar a empezar a tener resultados palpables que te harán auto-estimularte en el camino que has elegido, el cual empieza por descubrirte y pulir en ti todo lo que no es adecuado, lo cual iras descubriendo y desechando procurando no tener reacciones que dominen tu conducta.

Estos auto-estímulos y el cómo te sientas ante estos cambios que realizas en ti serán los que alimenten tu voluntad para seguir más y más hacia dentro de ti.

Tu alma te apoyara en este camino que eliges y esperara por que no desfallezcas en ese caminar pues hay mucho que arreglar en uno y cambiar y muchas de las cosas que vayas descubriendo y que debas cambiar en ti, no te resultaran fáciles, siendo más sencillo el continuar en una inconsciencia y vivir como eras, lo cual significaría caer en un autoengaño por no enfrentarte a ti mismo.

Conociéndonos a nosotros mismos

Primeros pasos.

Cuando yo empecé utilice la relajación para establecer un estado natural en el cual establecerme en todo momento y estudiar mis cambios de estado, es decir mis reacciones, las cuales provocaban que perdiera este estado natural.

Conocerme fue hallar en mi las causas raíz, las causas iniciales y ciertas que provocaban en mi las reacciones ante los estímulos del entorno percibidos por mis sentidos, es decir si reaccionaba con enojo o brusquedad, si me sentía airado o molesto, si me quejaba, si perdía la paz de ese mi estado natural para cambiar a cualquier otra emoción, aunque fuera alegría o euforia, mi auto observación me llevaba a conocer en mi la causa que provocaba el cambio en mi de mi estado.

Había una parte de mí que se afectaba y entonces se originaba en mí una reacción, la que fuese ante la situación que estaba experimentando.

La práctica diaria de la relajación sentida, sin abandono de mi cuerpo, me dio más frutos, como el poder vencer a la pereza, dormir lo adecuado en función de la necesidad del cuerpo y poder estar más horas del día en un estado de paz, mientras realizaba mis actividades cotidianas.

Luego fueron surgiendo las lecturas y las practicas adecuadas para fortalecer mi crecimiento. De esta manera descubrí la meditación y el yoga, volviéndome autodidacta y aprendiendo dichas técnicas.

Mucho antes de poder sentir mis emociones tuve que ayudarme de este estado de paz y comprender que cuando lo perdía y cambiaba a otro estado era yo el que realizaba dicho cambio.

Tener la intención de estar en ese estado relajado y de paz como algo beneficioso y entender que otros estados eran perjudiciales para mi cuerpo físico me ayudo a querer descubrir en mi las causas que originaban dichos cambios de comportamiento y no querer repetir las mismas reacciones ante causas ya conocidas.

El observar el origen de cada reacción fue el primer paso que utilice para conocerme. Más adelante la vida me fue mostrando porque yo había sido moldeado de esta manera y tenía esta conducta o comportamiento adquirido o personalidad.

Sin más cuando encuentres que has reaccionado en algún modo ante algún hecho que hayas percibido pregúntate el porqué de esto hasta que llegues a la raíz en ti, a la causa más básica, por el medio conocerás muchas cosas de ti, pero has de llegar a la causa primera que origina le resto y luego elegir si quieres volverte a comportar de esa forma o si tienes alguna respuesta que sea más adecuada.

Pregúntate a ti mismo el porqué, una y otra vez y ante cada nueva causa que descubras interrogala para saber si hay una causa origen de ésta.

El dolor,el sufrimiento y la vida.

Cuando empecé a trabajar con grupos de crecimiento les solía repetir:

“La vida trae a ti ciclicamente las experiencias adecuadas para que liberes de ti el dolor o sufrimiento acumulado y te puedas liberar de tus miedos o temores.”

La vida quiere que seas libre, que seas tú mismo de forma natural o espontánea y trata de liberarte de conductas adquiridas que te impiden ejercer tu real libre albedrío.

Los traumas que crean dolor o sufrimiento en nosotros suelen conseguir que nosotros nos comportemos de una forma determinada ante los síntomas que originaron el trauma para tratar de evitar esto y no volver a vivir esa experiencia tan dolorosa. Este comportamiento es una reacción que adjuntamos a nuestra forma de ser y que en determinados momentos toma el control y da unas respuestas rápidas o inconscientes ante esa sintomatología.

Cuando el dolor vivido es intenso la mente trata de olvidar este trauma, desconectar de la situación para seguir viviendo, suele enterrar la situación, taparla.

En un futuro posterior la vida te traerá las experiencias adecuadas para que te puedas atrever a volver a mirar este trauma enterrado desde una nueva perspectiva y de esta manera con una comprensión adecuada del problema te puedas liberar de tu dolor y expulsar de ti esa energía retenida.

A las personas les cuesta mucho el poder hablar o compartir estos traumas tan dolorosos, solo el hecho de volver a pensar en ellos les hace revivir sus emociones adormecidas y su dolor.

Por lo tanto al estudiar nuestra personalidad hemos de ser conscientes de que tenemos conductas adquiridas fruto de estos traumas y que nos impiden ser nosotros mismos, siendo una reacción ante algo, teniendo un comportamiento no natural fruto de la reacción ante nuestro propio dolor.

Algunas veces la vida nos coloca como observadores de otras personas que se enfrentan a un trauma similar al nuestro y desde esta perspectiva y tratando de ayudar a estas personas conseguimos dar comprensión a nuestro trauma y liberarnos de él, luego con el tiempo tu personalidad va perdiendo los hábitos adquiridos y recuperando su naturalidad.

Miguel Angel Miguel.

 

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: