Abre Camino

reto1

Siempre que llega el final del año, procuro hacer un ritual de abre camino, de cierre y apertura, para que me ayude a comenzar el nuevo año con buen pie. Y para que lo que me quedara pendiente a los pies del nuevo ciclo, comenzara en éste, con energía positiva y energía de realización.

Claro está, siempre intento hacer el trabajo interior necesario para ayudar a que el comienzo de año sea desde la limpieza del anterior. Y eso se realiza durante todo el año, los meses, semanas y días, a lo largo de tu vida. ¿Cómo querer o pretender pedir algo sin poner de nuestra parte, sin hacer lo necesario para limpiar lo que está sucio o vaciar la mochila de la carga innecesaria? Sería como pedirle peras al olmo. Es como pretender que realmente se hiciera un milagro. Y no. No es así, la fuerza de voluntad debe ir por delante, el Universo solo escuchará y atenderá a aquello que vibra en la misma frecuencia, cuando lo que quieres y tus actos están y se encuentran en equilibrio, realizándose la correspondiente sincronía.

Los rituales, en este caso los míos, son rituales que ayudan un tanto en terminar de barrer energías pasadas, que ayudan a definirnos sobre el camino correcto para nosotros en ese momento, y que nos ayudan aligerando nuestros deseos, siempre desde luego, no alterando el libre albedrío, estoy totalmente en contra del ritual que se salte esta norma o regla universal, el libre albedrío siempre debe ser respetado. Es ley, y como ya sabemos, ir en contra de la ley puede traernos consecuencias. Siempre que alteramos libre albedrío, no dice mucho de un verdadero amor o de un sentimiento noble y puro. Si no de un deseo, y a veces el deseo va en contra de la verdad, el amor y de la vida.

Bien, y dicho esto, voy a compartir con vosotros el ritual que haré en este fin de año. La noche del 31 de Diciembre.

reto2
Necesitaremos:

1 vela blanca
Aceite esencial de Romero
1 varilla de incienso (a poder ser de mirra)
1 cuarzo blanco (limpio y cargado)
Papel blanco y lápiz
Cerillas

Proceso:

Nos relajamos para preparar el ritual y antes de que termine la noche, buscamos un lugar tranquilo de la casa donde realizarlo. Preparamos la vela blanca untándola de aceite esencial de romero, y en el papel escribimos “ Le pido a Dios y a la Diosa, desde lo más profundo de mi alma, que a través de esta vela comience el nuevo año con amor y prosperidad, gracias”. Este papel lo colocamos debajo del porta-velas. Una vez esté el incienso preparado, el mineral acompañando el proceso y la vela, encenderemos la vela y el incienso, nos pondremos las manos en el pecho y con todo el amor de nuestra alma, diremos 3 veces la frase escrita. Si nos cuesta recordar esta frase, sin duda la leeremos y después dejaremos el papel debajo del porta-velas. Este papel podremos enterrarlo como si fuera una semilla en la tierra, una vez comience el año, ya sea jardín o montaña, y nos olvidaremos de él.

El ritual estará correctamente encauzado para que haga su trabajo. Os deseo un feliz comienzo de año, 2016.

Marta Aguilar Rosiña
Terapeuta Energética
Canalizadora Maestra

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: