Aceptando Nuestra Responsabilidad, Capacitación y Poder

julian1

Es un honor equilibrar para con la vida a través del ofrecimiento de mi apreciada y amiga Marta, participando en el hermoso proyecto de Alma y Luz Revista.
Testimonios… Todos tenemos un pasado….
El pasado ya fue, ningún proceso es distinto, ni especial, ni mejor ni peor, fue el que nosotros mismos creamos para desplegar los potenciales de expresión con el propósito de evolucionar, para el bien más elevado de todos y de todo; únicamente puede ser contemplado, para el que así lo decide, desde la gratitud de lo vivido y el regalo de la sabiduría adquirida que nos ha traído a todos hasta el lugar que en este momento ocupamos, sabiendo que eso que fuimos ha muerto, y que a cada momento, deberíamos estar dispuestos a morir y nacer renovados, en constante cambio y evolución como la esencia de la vida es.
Todos somos iguales, con distintos procesos, aprendizajes y niveles de conciencia, pero iguales ante la eternidad, y no estamos separados los unos de los otros ni de nada, el concepto de la separación y de ser distintos, es algo más de lo que tenemos, el potencial de aprender y evolucionar.
¿Cuán vivo te sientes en este instante? ¿Cómo y desde donde es tu relación contigo mismo? ¿Tienes el coraje necesario para dejar de engañarte y esconderte donde nos hemos estado escondiendo tanto tiempo y tomar la responsabilidad de tu vida?
A los ojos de la eternidad, todos y cada uno de nosotros somos perfectos, hermosos y profundamente amados. No hay nada ni nadie por lo que dejar de vivir en plenitud, grandeza y armonía, podemos aprender del conocimiento y la alegría, o del dolor y el sufrimiento, siempre ha sido nuestra elección.
Si ya aprendiste de ello deja de deshonrarte mendigando amor, no te relaciones desde la falta de dignidad, no manipules ni permitas ser manipulado compitiendo así por la energía, recupera tu tan esparcido como preciado poder personal, y deja ya la queja, la ingratitud y la arrogancia…..!!
¡¡Eres tan necesario para el plan!!julian2
Hayamos pensado o hecho lo que sea, en verdad ya no importa, todo ha sido apropiado para ser quien somos en este ahora, la máxima expresión de nuestra divinidad desde siempre.
La culpa no existe, si, la responsabilidad. Si así abrazamos este entendimiento, con todo nuestro ser, este se libera de juicios, cargas, falta de perdón y ausencia de amor para con nosotros mismos, y el transitar esta hermosa vivencia se convierte en un continuo avanzar por el simple gozo de ser desde la atención. Lo bueno y lo malo, el premio y el castigo solo existen en los pensamientos limitados de la mente dual condicionada por creencias impuestas que alimentan las mezquindades del corazón de los hombres.
Hay tantas verdades como almas, juzgar a los demás y a nosotros mismos y querer tener razón en lugar de amar, tiene las consecuencias que ya sabemos, y si actuar en la misma forma y desde el mismo sitio siempre nos ha llevado a los mismos lugares, porque no hacer algo nuevo, posicionados con humildad y gratitud ante la vida desde la sagrada rendición que nos trae el recuerdo de los inmortales creadores de universos que en verdad somos.
¿Qué podemos perder? ¿La vida? Jajajajajaja.
Todo es tan sencillo como uno quiera y pueda crear, así de grandiosa es nuestra esencia, aquello que pensamos, contemplamos y expresamos, en eso se convierte la realidad de nuestras vidas. No existe el juicio fuera de la densidad de la materia, somos libres de elegir, libres de actuar, ante lo que no estamos ni somos libres es ante las consecuencias de nuestros actos.
Somos eternos, y estamos aquí por elección propia en un momento hermoso de nuestra evolución, todos somos usados con honor por la existencia para el bien más elevado de la vida en su totalidad, es vital transitar desde la verdad, dejando atrás la antigua energía, abrazando sin miedo el cambio, buscando el equilibrio en todo aquello que creamos desde la intención y el propósito puros.julian3
El humor es un atributo sagrado del alma, es tiempo ya de dejar atrás la importancia personal y la carga emocional desde la que hemos creado nuestros dramas, entregándonos a servir con honor a la vida desde la comprensión, el perdón y la compasión por nosotros mismos; sumar, en lugar de restar, también es una elección.
No hay enfermedad alguna que nosotros mismos no podamos sanar, ahora tenemos las herramientas, el conocimiento y la capacitación para que así sea, honrando el sagrado vehículo que es el cuerpo construyendo con atención y trabajo personal el equilibrio físico, mental, emocional y espiritual que conduce a reconocer el gran maestro que es la enfermedad y lo que nos muestra.
Todo el universo esta en nosotros, dios es en todo y también en nuestro interior, y se expresa a través de nuestras experiencias; todas y cada una de nuestras células oyen lo que pensamos….lo que decimos….son lo que creemos ser en la vida que construyamos desde la responsabilidad y el libre albedrío.
Y ahora, si lo sientes, salgamos ahí fuera y hagamos que suceda, creémoslo, las bendiciones y abundancia de la existencia están ahí aguardando a que demos el primer paso que nos saque de donde estamos, cerrando la puerta a lo que fuimos y abriéndola a la promesa del regreso al hogar aquí y ahora, el recuerdo de quien somos. Gracias. Un abrazo.

Julián Palomo

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: