Agua con Sal

botica

El agua con sal es un remedio natural antiquísimo, que muchas personas aún siguen utilizando y podría decir, que muchas otras vuelven a retomar.

En estos tiempos de prisas y poco contacto con la naturaleza, o por lo menos un contacto menos sumergido en lo natural, los remedios naturales son poco utilizados, siendo desde luego, una fuente rica todos ellos, para complementarlos con la medicina tradicional, y en muchos casos utilizarlos como único remedio. El remedio casero siempre nos llevará más tiempo quizás en hacer efecto y requiere de una constancia, que como he dicho antes, en estos tiempos de prisas no contemplamos.

Este remedio casero y natural tiene distintas propiedades excelentes para ayudarnos en la sanación de diversas patologías tales como puede ser el sangrado de encías, dolor e inflamación de garganta, sinusitis, afonía, ampollas en la boca, dermatitis, conjuntivitis, hinchazón, dolor y hongos en los pies y muchas más.
Para preparar estos remedios naturales y sencillos se debe colocar en una taza o vaso agua tibia y colocar adentro 1 cucharadita colmada de sal gruesa. Se remueve y con ello, se puede hacer gárgaras o sorbos sin ser tragados, si hablamos de garganta o boca.

Para realizar vapores se coloca un recipiente grande con agua caliente y se coloca 2 o 3 cucharadas de sal gruesa. Con una toalla nos cubriremos la cabeza, e iremos respirando el vapor de esta agua.

Para aliviar dolores de pies, llenaremos un barreño o recipiente donde nos cojan los pies y pondremos agua tibia con un puñado de sal y removeremos.
La ventaja de usar el agua con sal como remedio es que no posee contraindicaciones. Tanto adultos como niños, pueden usarlo ya que es muy seguro.

Una vez más los remedios caseros pueden aportarnos bienestar y salud. La riqueza natural es un tesoro ancestral.

Marta Aguilar Rosiña
Ama de Casa y Mamá

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: