¿Cómo podemos volver a confiar en alguien que nos ha defraudado?

consulta

Miramos a los demás, como nos vemos a nosotros mismos. Proyectamos en los demás lo que pensamos de ellos, la forma en que los vemos. Es decir, la forma en la que nos vemos a nosotros en ellos.

En ese mirar reflejo, tendemos a idealizar a las personas. Les pensamos tal cual suponemos que son, pero no nos equivoquemos, son un mundo aparte.

Estos pensamientos que ponemos o que tenemos en otras personas generan unas expectativas. Si la persona durante un tiempo va cumpliendo con esas expectativas nos generará confianza. Si en algún momento la persona tiene un comportamiento diferente al habitual y la pensamos de otro modo, observamos que lo nuevo que pensamos de ella no se corresponde con lo que conocíamos de esa persona. Si en la comparación de lo que pensamos de la persona ahora, con lo que sabíamos de ella antes, la persona pierde valor ante nuestros ojos, sentiremos que nos defrauda, que ya no es lo mismo que antes y que nuestros pensamientos sobre ella han cambiado.

Si te das cuenta, todo esto ocurre por la forma en que tú le piensas, le percibes o le idealizas y lo que realmente está cambiando son tus pensamientos acerca de esa persona. Todo sucede en ti, ella puede o no ser un mundo diferente al que tú piensas.

Sea como fuere la única manera de volver a confiar en alguien que te ha defraudado es borrar tus pensamientos nuevos en lo que tú piensas que te ha fallado y volverle a pensar como le conocías desde siempre, esperando que ella en su forma de ser, vuelva a comportarse como era, cumpliendo de este modo lo que esperamos de ella o lo que es lo mismo, satisfaciendo las expectativas que tenemos puestas para el en función de cómo le conocemos.

¿Dónde estriba la dificultad? Cuando alguien nos defrauda se produce un vaivén emocional, un pequeño o gran “shock”. Volverle a pensar como era, implica liberarnos de estas emociones que se han creado en nosotros. La huella emocional que nos deje será lo que haya que resolver primero antes de dar un paso atrás para volverle a pensar como le conocíamos y darle de nuevo la oportunidad de que satisfaga nuestras expectativas.

Las personas cambian, su mundo cambia, los estímulos que perciben del entorno les hacen comportarse a ratos como realmente son y no como nosotros les conocemos.

Nunca se llega a conocer a una persona. Muchas veces queremos que sean así para nosotros, pero la vida cambia, los condicionantes externos modifican el comportamiento de las personas. Estamos en un continuo cambio y por mucho amor, cariño, o ternura, que sintamos por alguien, esta persona no tiene por qué ser siempre el mismo para nosotros.

Volver a depositar nuestra confianza en alguien que nos ha defraudado supone dos cosas. Una, tal vez a auto engañarnos, otra, estimular a la persona gracias a nuestra confianza para que al verse en nosotros vuelva a ser el que era, liberándose de lo nuevo que tiene ahora sobre él.
Quiero que recuerdas o que sepas, que lo que sientes en ti lo creas tú con lo que piensas acerca de la percepción de la realidad que vives y que si le pides a alguien que cumpla con algo, satisfaciendo tus expectativas, esperando que ese algo que realiza sea a tu gusto y te haga sentir bien, has de saber que no está en la otra persona hacerte sentir bien, si no en ti pensar acerca de lo que ella haga y tu sentirte bien con tus pensamientos acerca de esto.

Por esto no deberíamos creer que son los demás los que crean nuestros sentimientos al ver sus hechos, si no hacernos conscientes de que tal como pensamos esa realidad creamos unas emociones en nosotros, y de este modo al no darles este rol, esta responsabilidad, este poder sobre nosotros, saldríamos menos defraudados.

Así, la respuesta a la pregunta que abre esta sección queda en tus manos, pues está solamente en ti decidir perdonar y olvidar o borrar los hechos en los que te hayas sentido defraudado.

Miguel Ángel Miguel.
Mentoring , facilitador y psicoterapeuta energético

Si tienes alguna consulta que me quieras hacer llegar y valores que te pueda responder por este medio, o directamente a ti en particular, la puedes hacer escribiendo un correo electrónico a la dirección:

consultayguia@almayluz.es

Alma y Luz Revista

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: