El Jazmin y Sus Propiedades

jazmin

Este mes de diciembre os voy a mostrar las propiedades de este delicioso aceite, el aceite esencial de jazmín. El amor y la paz se hacen presentes con esta hermosa joya de la aromaterapia.

El aceite de jazmín tiene un aroma muy intenso, dulce y seductor. Su flor es delicada, la planta en sí es un arbusto trepador que gusta de vivir en ambientes tropicales y en temperaturas cálidas y húmedas. Hay aproximadamente 20 tipos de jazmines y su floración suele ser entre enero y marzo aunque suele alargarse en el tiempo.

El aceite de jazmín, es un aceite con muchas propiedades tanto para la salud emocional y física, como para la belleza. Es estimulante, analgésico, antiinflamatorio, antiséptico, bactericida y cómo no, el aceite esencial de jazmín es altamente afrodisiaco, estimula muy positivamente nuestros sentidos a través del olfato.
Básicamente, la inapetencia sexual nace mayormente por estrés, ansiedad, tensión y temores. El aceite esencial de jazmín es calmante, relajante y cálido, además de estimulante, como ya dije anteriormente, así que nos resultará de gran ayuda para ello. Y también nos ayudará en grado sumo a disfrutar de un estado relajado y en calma. Gracias al masaje, (siempre diluido en aceite de almendras o cualquier aceite vegetal de base, ya que los aceites esenciales son tan concentrados que serían agresivos para nuestra piel), y a su aroma, podremos estimular nuestro apetito sexual.

Nos será de mucha utilidad, a la hora de ayudarnos a levantar el ánimo, pues tiene propiedades antidepresivas y nos ayuda a elevar la autoestima, creando una sensación de paz y bienestar.

Este aceite también es muy espiritual, ya que eleva el espíritu, nos permite conectar con el alma, y con facilidad podemos llegar y mantenernos en estado meditativo, además de facilitarnos la visualización y creatividad.

En el mundo de la belleza, es un gran aceite, tiene propiedades astringentes, así que es excelente para fabricar cremas, aceites y ungüentos para la piel. También, cómo no, inciensos, velas aromáticas, aguas, etc.

El aceite esencial de jazmín, se puede utilizar en un baño aromático, en difusor, o inhalando un pañuelo impregnado con unas gotitas de este aceite. No utilizar los primeros meses de embarazo, a no ser que nuestra comadrona nos dijera lo contario.

Sanar con lo natural, es el mayor regalo que Gaia puede ofrecernos.

Marta Aguilar Rosiña
Terapeuta Natural
Artesana Energética

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: