Gracias

carta

Sí, pude hacerlo. Pese a que mi mente se empeñaba a ratos en hacerme ver que esta vez no podría. Sí pude. Con ayuda de un buen equipo, el mejor sin duda hasta ahora conocido por mí, y desde luego, gracias al cariño y la fuerza recibida de la mano del amor de mi vida, Miguel Ángel, pude traer al mundo a mi cuarto hijo, nuestro Ángel.

La mente una vez más quería gobernar la situación. El miedo y el temor cuando se alían a ella, puede hacer que vivamos situaciones irreales dentro de nuestra realidad, y lo que es peor, una mente vibrando en miedo, puede atraer y crear situaciones realmente dolorosas y dejarnos una huella emocional difícil de sanar. Cuando el dolor se apoderó de mí, el miedo lo acompañó.

Muchos de los temores que afloraron tienen su raíz en mi propio parto, en mi nacimiento, en mi gestación y hasta en mi concepción. Todo temor tiene una raíz y sorprendentemente puede comenzar en el mismo momento de querer concebir a tu bebé, y de esta manera, empezar a programar y a crear la energía que envuelva a esa nueva vida, pudiendo quedar nuestros temores impresos en la memoria energética y psico-emocional del bebé.

Es posible que Ángel crezca con algún miedo asociado a ese momento y al dolor, también es posible que a través de mí pueda liberarlo y no quedarse con él. Si yo llego a la comprensión de ese tránsito y lo sano en mí, también lo ayudaré a él. Sea como fuere, el mundo mental y el del miedo, es un mundo fácil y complejo a la vez, que solo con amor y comprensión, puede ser tratado y gobernado.

Nació Ángel y a la vez nacía también Alma y Luz Revista, este bello trabajo literario y de comunicación en papel, que con tanto amor y cariño, además de horas y horas de dedicación, se pudo llevar a cabo. Ya es la tercera edición, y solo podemos dar GRACIAS.

Termina un año, comienza otro, éste que se marcha nos deja abierto un nuevo camino y creciendo una nueva vida, así que le doy gracias al 2015 por todo lo que nos trajo con amor y pedirle al año que entra que siga permitiéndonos el camino.

Gracias a todos los lectores de Alma y Luz que con tanto cariño y admiración acogen esta revista y gracias a las personas que están confiando en nosotros y trabajan colaborando en ella y utilizando nuestros servicios. Os deseamos desde la dirección de Alma y Luz Revista un año nuevo lleno de amor y prosperidad. ¡FELIZ 2016!

Marta Aguilar Rosiña
Alma y Luz Revista

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: