La Albahaca

albahaca

La albahaca es una rica planta con un aroma exquisito y acentuado, es utilizada mayormente en nuestras cocinas para dar un toque delicioso a una variedad de platos.

La albahaca además de ser una planta muy útil en nuestras creaciones culinarias, es una planta con diversas propiedades terapéuticas.

Ésta, era muy valorada y utilizada por nuestros ancestros por ser una planta ideal para tratar diversas dolencias, con una suavidad y delicadeza exquisita para con nuestro cuerpo.

Las enfermedades que puede tratar esta plantita son las siguientes.

-Dolores de cabeza, estrés y nerviosismo. Combate la fatiga física y mental.
-Malestares de estómago e intestinos, activando su funcionamiento, tratando también las digestiones lentas.
-Cistitis, problemas de riñón. Ayuda a eliminar los cálculos o piedras del riñón.
-Fiebres, tos, anginas, inflamaciones de oídos, problemas bucales.
-Heridas, magulladuras, golpes, piel agrietada.
Además.
-Estimula la producción de leche materna.
-Combate el envejecimiento prematuro.
-Mejora la salud de las arterias.
-Fortalece el cabello y evita su caída.
La forma de beneficiarse de esta planta y utilizarla para nuestra sanación es fácil y sencilla.

Para problemas internos y de estrés, haremos una infusión con las hojas de la Albahaca y dejándola reposar unos minutos, pasamos a colarla. Este agua o infusión la tomaremos cada seis horas, su medida es de un vaso o taza. La podemos endulzar con miel o azúcar según el gusto de cada uno.

Este té puede utilizarse en caso de infección de garganta o problemas en la boca para hacer gárgaras y enjuagues bucales.

El aceite enriquecido de albahaca o el aceite esencialdiluido en una base de aceite vegetal, nos ayudará muy mucho en la piel agrietada, en magulladuras y golpes, masajeando la zona.

Para labios y pezones agrietados, y alguna otra parte del cuerpo inflamado, puede usarse esta planta machacada y mezclada con una base de vaselina o bien manteca sin sal.

Para tratar el cuero cabelludo bastará masajear el mismo con el té o agua de albahaca, realizado como anteriormente lo expliqué, dejar actuar unos minutos y después enjuagar con agua clara y abundante.

De nuevo la madre tierra nos ofrece su tesoro.

Terapeuta Natural Marta Aguilar Rosiña

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: