La Amatista

Amatista2

Se forma por dióxido de manganeso, de ahí su color. Se crea en las rocas volcánicas, se le puede a veces encontrar en fallas o en rocas magmáticas. Su nombre viene del griego “a-methystos”, su significado es “no ebrio”. Deduzco que por su poder de transmutar y limpiar las energías.

La amatista es conocida también como cuarzo morado, pudiendo variar sus tonalidades desde la lavanda hasta un tono violeta-rojizo. Es una de las piedras más espirituales, con más propiedades para trabajar profundamente con nuestro interior, y por ser un mineral extraordinario para la meditación.

Donde se encuentra fácilmente con el color maravilloso que caracteriza a esta piedra, es en los países de Brasil y Canadá.

La Amatista es uno de los cristales perfectos para instancias que tengan o deban tener ambientes relajantes y de introspección, como por ejemplo, los consultorios médicos, academias, institutos, dormitorios y otras zonas reservadas para la lectura, el estudio en general y el descanso. Para ese sitio que siempre reservas, en donde te conectas con tu interior.

La Amatista al tener propiedades relajantes, es extraordinaria para calmar el insomnio, los nervios, el estrés y la ansiedad. Todo lo que esté relacionado con las emociones, la amatista será como un bálsamo calmador y transmutable. Si la utilizamos para el insomnio, sería interesante poner un rodado o piedra pequeña debajo de nuestra almohada, sus ondas energéticas llegarán a nuestro cerebro proporcionando calma a la mente y tranquilidad para conciliar el sueño. Y podrá transformar cualquier pensamiento negativo que haga bloqueo en nosotros en positivo.

Si la utilizamos colgada en nuestro cuello descansando sobre nuestro pecho, la presión del mismo, pinchazos, dolores y malestares en él desaparecen. Proporcionándonos paz y bienestar. Por ser una de las piedras y cuarzos en este caso, transmutables y transformables, recogiendo la energía negativa y devolviéndola en positiva. Es una piedra cálida y digna de ser llevada o de proporcionarle un lugar especial en nuestra casa.

Este cristal es utilizado en tratamientos de gemoterápia dirigidos a la salud, por fortalecer nuestro sistema endocrino, ya que estimula la producción de hormonas, siendo también muy bueno para mejorar nuestro sistema inmunológico y limpieza del organismo. También se utiliza para aliviar dolores reumáticos posicionándola en la zona a tratar durante unos minutos.

Así que la Amatista personalmente es una de mis piedras preferidas y el cristal que más utilizo para mis meditaciones y sanaciones. Pruébala, llévala como una de tus mejores joyas y te sorprenderá. La Madre Tierra no elabora algo por casualidad.

Marta Aguilar Rosiña

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: