La Ortiga

ortiga

 

Esta planta me hace recordar mi infancia, que aunque no tuviera buena experiencia con ella, la infancia siempre es bueno recordarla, y más cuando se tuvo una linda infancia como yo la tuve.

Vivía en Cádiz, más concretamente, en La Linea de la Concepción, ese pueblo tan bello a los ojos y tan andaluz, con El Peñón de Gibraltar de fondo, que aún lo hace más bello si cabe. Bien, vivíamos en una casa con mucho terreno, donde habían plantados árboles frutales, limoneros sobre todo y naranjos, y también membrillos, eso también lo recuerdo, ya que mi padre nos cogía el fruto directamente del árbol, los mondaba y con azúcar nos los daba a comer, recuerdo que al primer mordisco no era agradable su tacto con la lengua, por caracterizarse aspero y amargo, pero acavaba gustando. En aquella parte de huerto y tierra, habían muchas ortigas, planta de la que estamos hablando, que como ya veis, tanto me hace recordar. Siempre íba medio vestida y descalza por ser época estival, me encantaba, la inocencia siempre me llevaba a rozarme con aquella planta, lo que hacía que después tuviera escozor e irritación y a la vez picores en los tobillos y piernas, que era donde normalmente me rozaba. Hasta que aprendí a pasar por allí y tenerla en cuenta, me costó varias experiencias así.

Con los años pude ir sabiendo que aquella plantita, era beneficiosa y utilizada para muchas cosas, así que de esas propiedades hablaremos ahora.

La Ortiga poseé diversas vitaminas tales como la vitamina A, B, C, E y minerales como el hierro, calcio, magnesio o zinc. Muy importantes durante el crecimiento de nuestros pequeños, también nos ayuda a cuidar la vista, a retrasar el envejecimiento, a favorecer el funcionamiento del sistema nervioso, muscular e inmunológico, etc.
Voy a enumeraros las propiedades que la Ortiga tiene, y os sorprendereis en la medida que esta planta silvestre, puede ayudarnos.

Tiene gran poder para depurar la sangre, es diurética, ayudándonos a eliminar desechos de nuestro organismo, es útil para combatir las infecciones de riñones (nefritis) y del tracto urinario, mejora las afecciones de la piel, aumenta la secreción de leche materna, facilita la eliminación de cálculos renales, ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre, nos ayuda a combatir la caspa y la caída del cabello, mejora los casos de reumatismo y gota, favorece las funciones del sistema digestivo, fortalece las uñas y el cabello, tiene propiedades antibacterianas, tonifica los riñones y favorece sus funciones, favorece la buena circulación de la sangre, es beneficiosa para eliminar la mucosidad de las vías respiratorias, alivia las hemorroides, combate el cansancio físico y mental, puede ayudarnos como antiinflamatorio, regula las pieles grasas y el exceso de grasa en el cuero cabelludo y mejora los síntomas de la prostatitis. Todo esto y más, así que es un regalo de la madre tierra increiblemente rico en propiedades.

¿Cómo consumir la Ortiga?

La ortiga se puede consumir haciendo una infusión: echa 1 cucharadita de hojas de Ortiga en una taza y añade 200 ml de agua muy caliente (que no llegue a hervir), cubre la taza y deja reposar 5 minutos. Cuela y bebe a pequeños sorbos. Sus hojas se pueden añadir a ensaladas,

Marta Aguilar Rosiña
Terapeuta Energética

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: