Libros con Misterio

libros1

A lo largo de la historia han existido libros que por su complejidad o su difícil interpretación se han convertido en un enigma que hasta la fecha no ha podido ser resuelto. En éste artículo vamos a hablar de dos de ellos.
El primero es el Codex Gigas cuya traducción es Código o Libro Gigante, y no es para menos en vista de su tamaño: una altura que alcanza casi el metro, un grosor de 50 centímetros y un peso 75 kilos lo convierten en un libro majestuoso. Por todo ello, además de por sus 624 páginas iluminadas y por el saber que contiene, fue considerada como la octava maravilla del mundo. En su interior incluye el Antiguo y Nuevo testamento, traducciones de dos obras de Flavio Josefo, las etimologías de San Isidro de Sevilla, ocho libros médicos tanto griegos, bizantinos, la crónica de bohemia de Cosmas de Praga, la regla de San Benito, asimismo calendarios, lista de benefactores, santoral y esquelas amen de antiguas historias y encantamientos mágicos . libros2
Los libros de gran tamaño no son casos aislados, son típicos de los siglos XI y XII en que los papas reformistas querían poner de manifiesto la importancia de los sagrados textos y eran regalos de mecenas para indicar su condición social. Su enorme tamaño y su peso los reducía a uso del atril. El Codex Gigas es el último de esos grandes libros. Una nota en el interior de la portada apunta que el manuscrito fue creado en el monasterio benedictino de Podlazice en Bohemia Oriental, en la República Checa.
Una leyenda es la que ha dado fama a este libro. El monje Hermann ha cometido un grave crimen, que no se especifica, y es condenado a ser emparedado de por vida; práctica común en los monasterios de la época. En un último momento para obtener la salvación se ofrece a escribir durante la noche un libro que reúna todo el saber humano, una obra única que todos alabaran y llenará de orgullo al monasterio.
Los monjes aceptan la propuesta. Es medianoche y temiendo no poder cumplir su promesa conjura al diablo para que le ayude. El diablo se presta solo con una condición, que su imagen figure a página completa dentro del gigantesco libro.
Al día siguiente el libro está escrito y en una de sus páginas figura su retrato. A La imagen del diablo preceden cinco páginas donde se trata de la confesión de un clérigo que ha pecado de pensamiento, palabra y obra, quizá se trate del propio Hermann. La figura del Diablo está situada en una página impar siendo la par el dibujo de Jerusalén Celestial. Por ese hecho a partir de entonces recibió el nombre de La Biblia del Diablo o Biblia de Satanás.
Una duda razonable se presenta a ojos del profano. ¿Cómo es posible que un libro en que se necesitó la piel de aproximadamente 160 asnos fuera escrito en un monasterio pequeño y pobre? ¿Cómo fue capaz ese insignificante monasterio de llevar a cabo una empresa de esa envergadura en que se necesitaban enormes recursos humanos y materiales?; ¿Cómo es que no se conozca ningún otro manuscrito en el monasterio? ¿Cómo es que se ignora quién fue el hábil amanuense que llevó a cabo la obra cuando en esos tiempos ese cargo era admirado y reconocido y que al morir se les cortaba la mano para conservar el recuerdo del artista? Otra duda se presenta cuando se ha demostrado mediante los estudios de la tinta que se completó en el sorprendente espacio de 24 y 72 horas. Las conjeturas sitúan que fue escrito a principios del siglo XIII. libros3
En 1295 el monasterio atraviesa una crisis financiera y decide venderlo a los cistercienses de Sedlec para de nuevo ser comprado por los benedictinos, en este caso del monasterio de Brevnov siendo financiada su compra por el obispo Gregorio de Praga al considerar el Codex Gigas un tesoro de la orden.
A finales del siglo XVI el Rey Rodolfo II del sacro Imperio Romano, gran amante de lo extraño, se hace con su poder. En la guerra de los 30 años según órdenes de la reina Cristina de Suecia se saquearon las colecciones del Castillo de Praga y tomaron el Codex Gigas siguiendo las órdenes de la Reina para que formara parte de su colección. Las tapas fueron dañadas en el incendio que se produjo durante el asedio.
En el 2008 el gobierno checo firmó un aval de 10 mm de dólares para poder trasladar desde Suecia el libro a Praga y ser expuesto en el antiguo colegio jesuita del Clementinum para deleite de turistas, estudiosos e investigadores.
El segundo y último de los libros misteriosos que trataré en este artículo es el Manuscrito Voynich, libro misterioso del que no se conoce lo que dice al estar escrito en un alfabeto no identificado, en un idioma incomprensible. Todos los destacados especialistas en descifrados que lo han intentado han fracasado como es el caso de William Friedman que en su día descodificó el famoso código purpura que los japoneses emplearon en la Segunda Guerra Mundial.libros4
La teoría se decanta por decir que se trata de un elaborado engaño con símbolos creados al azar y sin sentido; pero sorprendentemente cumple Ley de Zipf que en pocas palabras viene a decir que en las lenguas conocidas la longitud de las palabras es inversamente proporcional a su frecuencia de aparición, cuantas más veces aparece una palabra en un idioma más corta es.
En el año 2009 especialistas de la Universidad de Yale mediante la prueba del Carbono 14 demostraron que el pergamino del manuscrito databa entre 1408 y 1438. Por su parte el Mc Crone Research Institute de Chicago, tras un riguroso estudio, demostró que la tinta fue aplicada no mucho después a esa fecha.
Sobre el lugar en que fue escrito los analistas se han basado en una de las ilustraciones que contiene en su interior en donde se pueden observar almenas cola de golondrina, un tipo de construcción que se realizaba en el norte de Italia, por lo cual suponen que se realizó en Milán y Venecia.
El libro tiene 240 páginas entre las cuales faltan algunas que debieron ser extraviadas antes de que en 1931 el padre Theodore C Petersen lo fotocopiara para que no se perdiera tan importante documento. libros5
La división del Manuscrito Voynich está organizada por los dibujos, al desconocerse lo que dice el texto. Comienza con un herbario y allí se sobreentiende que está influenciado por los libros de ese tipo que estaban en boga en esa época. Sorprende sobremanera que esté representado una especie de girasol ya que se trata de una planta que no es conocida hasta el descubrimiento de América que ocurrió dos siglos después de cuando se cree está escrito el libro.
La segunda parte es astronómica al contener diagramas circulares con soles lunas y estrellas a las que se añaden constelaciones zodiacales rodeadas de unas treinta mujeres desnudas.
El tercer apartado es denominado Biológica, en la cual podemos se apreciar mujeres desnudas tomando baños en unas piscinas que están interconectadas como si se tratara de una red de tuberías,
La cuarta división es la cosmológica donde se observan diagramas circulares y un desplegable donde se aprecia un mapa de islas conectadas por calzadas y castillos.
La farmacéutica: está presente en el quinto apartado donde se hayan dibujadas partes de plantas y objetos similares a jarras farmacéuticas.
La sexta y última parte nos informa de recetas en que unos párrafos cortos con viñetas hacen pensar en una serie de pasos o instrucciones para preparar algún elemento químico o alquímico.
El Manuscrito Voynich está escrito de izquierda a derecha y no posee ningún tipo de puntuación. El texto es fluido como si quien lo escribió supiera en todo momento lo que pone. Muchos han pretendido demostrar que fue escrito por Roger Bacon o por Leonardo da Vinci, aunque ninguna de estas suposiciones sea definitiva.
Lo que si se tiene constancia es que Rodofo II, también en su día poseedor del Código Gigas, lo compró por 600 ducados al misterioso. John Dee, un matemático, astrologo y alquimista en los tiempos en que tenía por secretario al médium Edward Kelly quien decía conocer el enoquiano, idioma de los ángeles y que era capaz de transmutar el cobre en oro con un polvo secreto sacado de una tumba de obispo de Gales.
En 1912 el misterioso manuscrito fue hallado Wilfrid Voynich, de quien tomaría el nombre, en el Colegio Romano de la Villa Mondragone en Frascati de Roma.
Treinta años de la muerte de Voynich, en 1961, su viuda lo vendió al marchante H.P.Kraus quien al no encontrar comprador lo donó a la Universidad de Yale que lo destinó a Biblioteca Beineke donde fue colocado en el apartado de libros raros atribuyéndole el número MS408.
El Codex Gigas y el Manuscrito Voynich son dos de los más destacados ejemplos de libros con misterio aunque hay muchos más en los que merece la pena sumergirse.

Fernando Gómez

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: