LLamas Gemelas (1ª Parte)

20150103_124840

¿Cómo descubrí a mi Llama Gemela?

Hace tiempo comprendí que lo mas correcto si evolucionaba mi conciencia, era estar un día unido a mi alma gemela, caminar con ella. En este sentido, durante mucho tiempo estuve buscando a mi alma gemela y me enamoré de varias mujeres creyendo que eran ellas. Craso error, solo era mi camino para aprender a amar, a separar mente y corazón, a aprender a unificar las conciencias sin intención.

Luego más adelante una mañana al amanecer, me hago consciente de que estoy unido por un cordón energético entre la parte delantera de mi segundo chakra y la parte delantera del segundo chakra de una mujer.

Pasado el tiempo del asombro, estuve todo el día pensando en que estaba pasando. Al día siguiente al amanecer. Descubrí que no era uno sólo ya, si no que tenía siete cordones que me unían a dicha mujer, uno por cada chakra, y al poco rato descubrí que la parte posterior de los chakras también se unían a su parte posterior. Minutos después era consciente de que los chakras de mis manos y los de mis pies también estaban unidos por cordones a sus manos y pies.

Al momento sentía todo su cuerpo en mi como si fuera el mio. La sentía realizar sus actividades fisiológicas, sus dolores de la regla, sus pensamientos, reir, llorar. Cuando se criticaba a su misma, o se juzgaba sentía como me dolía a mi, en mi cuerpo emocional, era consciente de todo, y claro esta acostumbrarse a esto no era una tarea fácil…

Hay muchas almas gemelas unidas como pareja, que no son conscientes de ello, que no han tomado consciencia de si mismas, Hay otras que se buscan, tratando de encontrarse. En mi caso tuve la suerte de seguir un camino de crecimiento, con meditaciones y desarrollo psicológico, lo cual me permitió hacerme consciente de mi realidad. La suerte si, y el gran esfuerzo de crecimiento interior que desemboca en poder compartir el caminar con tu Llama Gemela, esfuerzo que realizamos las dos partes implicadas en esta unión, un esfuerzo extenuante a ratos y con su parte de sufrimiento cuando te vences a ti mismo en cada una de tus facetas.

En esa nueva unión se aprenden dos reglas que no se han de olvidar, dos normas, dos cosas básicas para poder estar unido a tu alma gemela o a tu llama gemela. Y esas dos cosas has de respetarlas si no quieres sufrir mucho, o no llegar a estar con Ella o EL.

– Continuará –

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: