Los Enganches Energéticos

enganches

Esta imagen plasma auténticamente lo que ocurre cuando dejamos que otros mentales nos gobiernen a través de juicios, chantajes emocionales y críticas hacia nuestra persona, que solo vienen desde el prisma de la inseguridad y de personas ajenas a nosotros, necesitando gobernar para sentirse seguros, para sentir que somos todos iguales y para no saberse diferente en ellos mismos sobre nosotros.
Cuando dejamos en manos de otros nuestras propias decisiones y nos dejamos a la corriente externa por miedo a revelarnos, por temor a herir, por pavor a creernos irrespetuosos, crueles y desagradecidos, renunciamos a nuestro propio bienestar otorgando nuestro timón a los demás y entramos en lucha interna con nuestro verdadero Yo acallando a quién realmente tiene el poder de guiarnos, nuestra Alma.
Pero solo es nuestro ego, tampoco son ellos los que ganan sobre nosotros, es nuestro propio “yo adquirido”, nuestra forma de vernos a nosotros gracias a como nos piensan y nos ven los demás y gracias a lo que nos enseñaron o lo que adquirimos nosotros mismos por espejo.
Esto es lo que sucede mientras camines desde la mente y no desde tu verdadero ser. Tú mismo puedes re-educarte y permitirte otros valores y caracterizarte como un único.
Quizás es el momento de mostrarse en rebelión para dar el permiso a los demás a ser ellos mismos. Y con ellos, nosotros.
Esto no sucederá si nos mantenemos dormidos, si dejamos que nos dirijan.
Quizás estén pidiendo a gritos que alguien sea el que iza la bandera blanca porque los demás no la encuentran o no saben si existe, quizás es el momento de rendirse al alma liberando a la mente.
Existen vampiros energéticos y esta imagen es una clara interpretación de ello, que se alimentan de ilusiones y esperanzas, enjuiciadores deliberados capaces de radicar la alegría y entusiasmo. Pero al fin y al cabo ignorantes ante ellos, ignorantes ante la vida.
Cada uno da o quita su poder, cada uno vive como se manda vivir.
Los enganches energéticos nos pueden hacer mucho daño bloqueando nuestros cuerpos sutiles y con ello nuestro cuerpo físico, manifestándose en dolor.
Cuidado como pensamos a los demás y como nos pensamos a nosotros mismos.
Sé libre y liberarás a los demás…

Marta Aguilar Rosiña
Psicoterapeuta y Guía Espiritual

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: