¿Por qué no quiero que los demás sufran?

fuego

Hace unos días una amiga me hacia esta pregunta.

¿Por qué no quiero que la gente sufra?

Mi respuesta es inmediata, directa y surge espontáneamente.

¿Por qué no aceptas sentir el dolor?

La razón de que no quieras que la gente sufra es porque tú no aceptas sentir el dolor.

La respuesta es sencilla, pero te tienes que detener unos instantes y valorar si mi respuesta es correcta. Cuando profundices en ella, puede que halles en sus raíces un miedo a sentir. Pero hasta llegar ahí, tienes que aceptar sentir en ti el dolor, y trabajar tu psicología y las relaciones de tu entorno, hasta que tu comportamiento ante el dolor que sientes o te proyecten o percibas sea equilibrado y des la respuesta correcta.
El dolor es un camino para algunas personas, el cual está presente en su vida y tienen que recorrerlo, impedirles que lo vivan les resta la sabiduría que extraerán de su dolor.

Empieza por sentir tu dolor y luego por aceptar que los seres que amas y están cercanos a ti, vivan su dolor sin que tú se lo trates de paliar. Impedirte sentir tu dolor, rechazarlo o retirarlo con sanación rápidamente, te impide sentir otras muchas cosas.

Más adelante encuentra de donde procede tu miedo a sentir y resuélvelo. Recuerda tu vulnerabilidad y no dejes de ser ajena a ti, comienza por rutinas de relajación sintiendo todo tu cuerpo de forma constante, hasta sentir tus emociones de forma consciente en todo momento sin abandonar tu cuerpo. En estas relajaciones permítete sentir el dolor en tu cuerpo y las emociones de tristeza o dolorosas o asociadas a hechos dolorosos. Sólo siéntelas, sin pensamientos, no las alimentes más. Acéptalas hasta que se disuelvan. Incrementa la práctica con los días y deja que crezca tu sensibilidad a sentir hasta que surja el miedo que te bloquea. Cuando esto ocurra empezaras a querer evadirte de ser más sensible, esa será la señal de que llegas al miedo. Entonces hazte consciente de él, de su raíz, de donde proviene, identifícalo y acepta sentirlo, hasta que sepas que el miedo no eres tú. Luego libérate de ese temor o trasmítalo.

Miguel Ángel Miguel.

Mentoring , facilitador y psicoterapeuta.

Si tienes alguna consulta que me quieras hacer llegar y valores que te pueda responder por este medio, o directamente a ti en particular, la puedes hacer escribiendo un correo electrónico a la dirección:

consultayguia@almayluz.es
Alma y Luz Revista

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: