¿Qué es la Relajación?

relajacion

En el anterior número de Alma y Luz terminaba mi artículo de crecimiento interior, haciéndome una pregunta:

¿Tu por donde empezaste?

Por la relajación, yo empece por aprender a relajarme de forma consciente sin abandonar mi cuerpo. A día de hoy considero que la relajación es la base a aprender mucho antes de tratar de aprender a meditar y que bien estudiada sirve para realizar crecimiento interior.

¿Cómo me relajo?

Me suelo tumbar en un lugar comodo, boca arriba, al principio situaba una mano sobre mi vientre, de tal modo que yo sintiera como se mecia la mano con los movimientos oscilatorios de mi vientre gracias a la respiaración.

Es ese momento en que por fin tienes un poco de tiempo para ti, es cuando pueden aparecer todas las cosas que tienes pendientes de dar respuesta y se te pueden agolpar muchos pensamientos en tu mente. De ser así, levantate, anota todo y acuerda darlo solucion mas tarde, en otro momento, luego recupera tu postura y parpadea ligeramente, despacio haciendote consciente de como se mueven tus parpados.

Toma una inspiración suave y lenta por la nariz y termina expulsando el aire de manera lenta y progresica tambien por la nariz, deja despues que el cuepro te pida aire y tomalo sin forzarte, dejando que sea una inspiración natural a la que le continue una expiracion natural cuando el cuerpo la requiera. Mientras estas de este modo, observando como el cuerpo va queriendo coger una respiracion ritmica y regular, presta atención al movimiento de tu vientre al respirar y siente como tu mano sube y baja.

Cuando has identificado como se mueve tu vientre, sintiendolo, dejate caer hacia abajo, hacia tu interior, notaras que durante un instante tu respiración se interrumpe, no te preocupes, centrate en sentir como se mueve tu vientre desde adentro, siente el calor de la palma de la mano, siente el movimiento como sube y como baja.

En este momento muchas personas se duermen, de ser así no te preocupes, es normal, de hecho muchas personas con problemas de insomnio, practicando esta relajación consiguen volver a aprender a dormirse.

Sigue sintiendo tu vientre, sube, baja, despreocupate de como es tu respiración y centrate en sentir el movimiento. Ahora crea, recuerda una sensación de paz, y ponla en tu vientre en la zona que está en movimiento. Siente tus piernas, gluteos, muslos rodillas y extiende esa sensación de paz a estas zonas, destensandolas, sietne las tibias, gemelos, tobillos y pies, y extiende la sensacion de paz, destensando la musculatura.

Siente tus costillas como se expanden y como se contraen, tu pecho, extiende la sensación de paz, siente tus hombros y clavículas, sigue llevando paz a esas zonas y relajalas destensandolas. Siente tu cuello, relajalo, siente tus brazos, extiende la sensación de paz y destensalos, relaja su muscultura.

En ningun momento dejes de sentir ninguna parte de tu cuerpo, si en alguna zona hay dolor, toma nota, aceptalo y prosigue tu relajación. Deja caer tus hombros , su peso sobre el lugar donde te encuentras tumbado y sigue sintiendo el movimiento de tu vientre.

Siente la cara y los musculos faciales, destensalos, relaja el entrecejo, siente la lengua y dejala suelta, relajala. Deja caer un poco mas tu peso sobre la superficie en la que te apoyas y sigue sintiendote mas y mas profundamente en ese estado de paz y de distensión.

Si realizas bien este ejercicio, en ningun momento te levantarás entumecido y podrás volver a tu actividad al instante o bien dormir en ese estado de relajación o a partir de el , iniciar una meditacióm.

Bien pues yo empece por aquí, por la relajación, así que te recomiendo que empieces por aprender a relajarte, y luego a practiques cada día, hasta que crezca tu sensibilidad y estés mas presente en ti en tu ahora en todo momento.

Miguel Angel Miguel

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: