Santa Maria de Eunate

eunate

En el camino de Santiago, allí donde se acercan los Caminos de Somport y de Roncesvalles, en el término de Muruzabal, en pleno valle de Valdizarbe, a escasa distancia de Obanos y a pocos kilómetros de Puente la Reina, emerge con una luz característica Nuestra Señora de Eunate.
Unos traducen el significado de Eunate por “cien puertas”, llevando la traducción del vocablo al euskera, otros buscan su arraigo en el vocablo Onate, que significa “buena puerta”, aunque no falta quien lo asemeja a “eunato”, que es “bien nacido”.
Es una iglesia de planta octogonal con acabados de diferentes épocas, lo cual nos hace suponer algún derrumbamiento posterior a su creación. Sus orígenes datan de finales del siglo XII, allá por el 1170 comenzaban las obras de este claustro exterior, con iglesia en su interior. Fechan sus orígenes durante el reinado de Sancho “El Sabio”, aunque “otorgan” su construcción a la generosidad y la fe de una señora acaudalada de linaje noble cuyos restos se conservaban enterrados en el claustro.
No hay ningún documento escrito que atribuya que el templo perteneciese a la Orden del Temple. Muchos dicen y desdicen sobre la autoría de la obra o al menos sobre sus dueños. El caso es que yo en mi opinión, afirmo que los guardianes del templo eran templarios y posteriormente a la caída de estos, el edificio pasó a otras manos, mientras que la salvaguarda no.
Me podréis decir ¿en qué me baso para atestiguar esto? Veréis, en la construcción física de la obra tenemos muchos detalles relacionados con el Temple. En la puerta principal podéis hallar la figura de un hombre barbudo, en una de las columnas del claustro tenéis un cristo crucificado pero sin su cruz, y en las marcas de cantería podéis hallar la marca del maestro de obras, el ábacos. Pero por si esto fuera poco, omito que el templo guarda mas secretos enterrados en su interior y que antes de cruzar el umbral del santuario interior, observo que la marca de sellado o de protección del lugar, (sutil y no visible a ojos del profano), pertenece al Temple. Es una marca de protección antigua que también podéis hallar en una sala en el interior del castillo de Ponferrada. Una protección que antigua o no, está ahí para ser respetada, pues todo sello lleva anexo o parejo su guardián del lugar, y es sin lugar a dudas este último hallazgo lo que me confirma quien la tenía en propiedad.eunate2
Otra cosa que no podéis dejar de observar es la cercanía de Puente la Reina, donde la orden del temple tenía su casa central y donde residía el prior de toda Navarra. Dicha localidad recibe su nombre por su puente el cual es hermano del puente de la reina en Jaca, formando ambos, los dos puentes del juego de la oca del camino iniciático de Santiago.
Cuando llegáis a Santa María de Eunate, advertís que está en un páramo, sola, asilada, aunque en su tiempo podía haber albergado un priorato o un hospital, un conjunto de edificios, cuyo centro era el templo. Esta iglesia hacía las veces de cementerio de peregrinos, y tal vez de hospital de estos, ya que se han encontrado enterramientos en el espacio ocupado por la arquería exterior en los que se encontraron vieiras, la típica concha de peregrino, lo que constata este hecho.
Construida en estilo románico, nada más verla, lo que nos llama la atención es el deambulatorio exterior, o llámese claustro o arquería de forma octogonal, que rodea la iglesia también de planta octogonal. Rodeado todo ello por un pequeño muro que guarda el conjunto arquitectónico. Con una cubierta piramidal a ocho aguas, hecha de lajas de piedra, podemos ver en lo alto una espadaña y que es un añadido posterior a la construcción de la iglesia. Junto a ella, una pequeña torre de planta cuadrangular que servía para subir al tejado por una escalera de caracol, existente en su interior. Es en ese lugar de la espadaña donde debería de ir la linterna faro que señalaba el camino de Santiago a los peregrinos y que mantenía una luz encendida de noche.
Dando una primera vuelta por su claustro observas que el templo cuenta con dos puertas de acceso, una en el lado norte la puerta principal ante el Camino, abocinada y muy decorada, con arcos en los que puedes ver animales mitológicos, hojas y una figura de pie sobre una cabeza. A los lados de la puerta columnas que delimitan su espacio y en sus capiteles podemos ver seres con barba recogida, los cuales mirados del revés nos muestran otra imagen. Escritas en arcos, sobre la puerta puedes leer en sutil los caracteres pertinentes, que acuñan el lugar. En la cara oeste hay otra puerta mucho más sencilla, donde podéis hallar el sello de protección a ojos no físicos que os comenté antes y unas estrellas de ocho puntas en sus arquivoltas.eunate4
En los muros del exterior, los sillares nos muestran las marcas que los canteros grababan con signos especiales, para cobrar por su obra, pudiendo encontrar gran variedad de éstas. Toda la iglesia está rodeada por una galería porticada de treinta y tres arcos, con capiteles decorados, auqnue los mas antiguos estan muy deteriorados. Se dan cinco aberturas entre cada grupo de arcos, para acceder a la ermita.
El ábside está situado en el lado Este y es de forma pentagonal en el exterior. La cubierta está sustentada sobre ocho semi-arcos que la dividen en ocho segmentos diferentes puesto que las paredes del octógono son también diferentes y en cada tramo de la cubierta hay un lucernario.
Accedo al interior por la puerta sencilla, observo en frente de mi el altar mayor, y veo que la estructura está formada por tres niveles. En cada ángulo que forma el octógono, hay una columna con su capitel decorado con motivos vegetales, y que con una imposta corrida nos muestra el primer nivel. De estas columnas crecen otras sobre ella, más pequeñas y con igual decoración que forman el paño de las ventanas, y sobre estas últimas nacen los nervios que forman la cúpula. Dichos nervios convergen en el centro sin clave común. Los ángulos inscritos entre los nervios son todos diferentes, lo que nos hace ver que los ocho lados del templo no son iguales. La luz penetra en su interior a través de unas aberturas o lucernarios de formas geométricas abiertas en el techo, cuatro octogonales y otros cuatro hexagonales, distribuidos alternativamente, cubiertas por placas de alabastro.
Al fondo en frente de la puerta, está el ábside en el interior es semicircular y está coronado por una bóveda de horno que reposa sobre unos nervios de forma cuadrangular que recaen en los capiteles de unas columnas, las cuales dan forma a arcos de medio punto en dos alturas, en los cuales podemos encontrar ventanales abiertos unos y otros ciegos. Es justamente en este lugar donde se sitúa el altar mayor y una talla de una virgen con el niño típica del románico y copia de la original, obra de José López Furió.
Es posible que si te sientas a meditar en el centro del templo puedas sentir dos círculos concéntricos de energía rodeando la iglesia, además de un canal de luz que se eleva hacia el cielo. El lugar favorece el recogimiento de todas las energías del entorno, acumuladas en dicho lugar, favoreciendo el cultivo de ciertas aptitudes espirituales y siendo un lugar de crecimiento interior hacia el espíritu.eunate3
Un poco más allá puedes encontrar entre los campos terrosos una piedra lisa, en la cual me eché a dormir una siesta porque al estar demasiado tiempo en el lugar sintiendo su telurismo me cargué con su energía en demasía y tuve que recostarme a descargarme.
El lugar favorece la individualidad del cuerpo emocional, y la elevación de la vibración de forma natural gracias a la energía que concentra. En el silencio melódico puedes hallar una preciosa melodía. El lugar es una puerta al más allá que favorece el tránsito de las animas a su destino. En el florece la paz y el amor a partes iguales y es digno de respeto y admiración el hollarlo en silencio y respetarlo profeses el culto o la ideología que profeses.
Puedes encontrar diversos puntos telúricos de distinta intensidad favorecidos por el corte de las líneas ley con tres corrientes de agua subterráneas. Dichas energías están aprovechadas y canalizadas por la construcción del templo. Aconsejo ir descalzo por las inmediaciones y en el interior.
Las personas que meditan en lugares de mayor frecuencia vibracional, cuidan su alimentación, su reposo y su exposición a los puntos de alta vibración, empezando por unos minutos, y luego incrementando los tiempos según pasan los días.
Es un lugar que para mí tiene una densidad energética elevada, que si dejo que penetre en mí, me polariza, me imanta, no sintiéndome muy bien con esa sensación.
También postulo, que el lugar está alineado con una estrella del firmamento y que el templo tiene pareja una funcionalidad que aquí omito.
Y hasta aquí una breve introducción de Nuestra señora de Eunate.

Miguel Angel Miguel Andrés

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: