Un Gran Remedio. El Eucalipto

eucalipto remedio1

Este mes os voy a hablar del Eucalipto como nuestro remedio casero en La Botica de Alma y Luz, ya que en la sección de Aromaterapia ha sido este mes el protagonista. Si consultamos a nuestros mayores por el remedio más efectivo y natural para la gripe, constipado, catarro, mucosidad y cualquier patología respiratoria que perjudique nuestro pecho, seguramente nos hablen del famoso eucalipto.

Los vapores de eucalipto y las infusiones del mismo, son excepcionales como expectorantes ayudándonos con las mucosidades y la dificultad para respirar, cuando el pecho está cargado de moco, las hojas de este árbol y sus frutos, nos ayuda en gran medida.
Si conoces el árbol del eucalipto, sabrás que hay varios tipos de hojas.

Las más frecuentes son las verdes alargadas y estrechas. Casi siempre los árboles que tienen este tipo de hojas van acompañados de unas bolitas pequeñas, este es el fruto del eucalipto.
Con estas bolitas maceradas en alcohol conseguimos un fantástico remedio para aliviar dolores de huesos y dolores musculares.

El remedio para la congestión, gripe y mucosidad en el pecho sería el siguiente:

eucalipto remedio

Cogéis tres hojas del eucalipto y las cocéis, la cantidad de agua sería más o menos un vaso y medio de agua. Una vez hayan cocido las hojas de eucalipto un par de minutos, la retiráis del fuego y echáis en un vaso ese agua con ayuda de un colador. La dejáis que se enfríe un poco y la tomáis como si fuera una infusión. Cuanto más caliente podáis tomarla, mucho mejor, pero por supuesto sin llegar a quemaros. Tiene un sabor agradable, si queréis, podéis acompañarlo con una cucharadita de miel, en caso de resfriado y dolor de pecho os resultara muy beneficioso.

Esto llegará a vuestro estómago y casi milagrosamente notaréis un alivio en las vías respiratorias. Se descongestiona la nariz y el pecho se alivia. Esta infusión es asombrosamente expectorante.

Tenéis que tomarla de dos a tres veces al día hasta que os notéis recuperados del todo.

Una cosa muy importante. Hay que hervir el eucalipto que vayamos a utilizar en cada momento. Tres hojas muy lavaditas en cada hervido. De esta manera nos aseguramos que las propiedades no se pierdan.

Marta Aguilar Rosiña
Ama de Casa y Mamá

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: