El Cometido

 

el cometido

Si el viento sopla y aviva,

si el sol calienta y da alegría,

si la tierra engendra y nos alimenta y las aguas refrescan y quitan la sed.

Es porque saben y entienden de su cometido.

Si el ser humano ama

como y desde donde tiene que hacerlo,

también entenderá el suyo.

Autor. Marta Aguilar Rosiña

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: