Equiparación Salarial

Desde este medio de difusión queremos dar nuestro apoyo incondicional a las fuerzas de seguridad del estado, en especial a la policía nacional y a la guardia civil y sus reivindicaciones para obtener una subida salarial, equiparable al salario de los mossos.

Como hijo de policía he ido viviendo muy de cerca la situación salarial de un policía nacional. Como camarero extra os puedo decir que durante mis muchos años de camarero he trabajado con muchos policías nacionales y guardias reales, los cuales también trabajaban de camareros, pues su salario no les daba para todo si tenían una familia que mantener.
También he conocido a otros tantos policías que, en lugar de optar por la hostelería, se iban a los seguros o a otras actividades secundarias para complementar su nómina.

A lo largo del tiempo les he ido escuchando, recuerdo que entre los años 2009 y 2010, se modificó la estructura de la policía del ayuntamiento de Madrid y la firma de convenios la otorgo nuevas competencias a la policía municipal, las cuales estaban hasta entonces en manos de la policía nacional y después de eso fueron ambos cuerpos los que se podían hacer cargo de esas competencias.
Creo que fue entonces cuando trabajé de camarero con compañeros de la policía municipal, y me pudieron comentar su salario. Mi sorpresa fue mayúscula cuando me di cuenta de que superaba el salario de mi padre, teniendo el mismo rango. Podía entonces suponer porque había tanto enfado callado dentro de la policía nacional cuando realizando las mismas funciones o competencias y muchas otras que solo realizaban ellos, su salario era inferior.
Supuestamente se estaba produciendo un menosprecio, una vejación tal vez de derechos. La descentralización del estado y el nuevo aire de las comunidades hizo que cada una pusiera el salario a sus fuerzas locales, mientras que el salario de la policía seguía en manos del estado el cual iba administrando las subidas salariales al uso.
Los pactos de poder políticos entre el estado y Cataluña sirvieron para retirar a determinados cuerpos de seguridad del estado de la comunidad catalana. Cuerpos que, durante el año 2017, tuvieron que responsabilizarse en el movimiento 0-1 de dar una respuesta en Cataluña petición de sus mandos. Fue entonces cuando se les solicitaba nuevamente como recurso para mantener el orden en una zona controlada por los mossos, los cuales tenían un salario superior al suyo y todas sus competencias en la zona.
Este detonante hizo que años de silencio tomaran fuerza y un nuevo sindicato dentro de la policía, JUSAPOL, adquiera una connotación por sus reivindicadicaciones, hasta el punto que, en las últimas votaciones sindicales, obtuvo el apoyo de un 60% de los miembros del cuerpo de policía nacional.
En ese camino consiguieron que una ley de iniciativa popular con 550.000 firmas fuera aprobada con 318 votos en el congreso de los diputados en noviembre de 2018 y saliera adelante para equiparar sus salarios con el de las policías autonómicas. Lo que están pidiendo es una subida salarial para tener todos la misma categoría retributiva a igualdad de competencias o escala de rangos.
Desde entonces y con la problemática constante de no tener unos presupuestos generales aprobados, se ha tratado de ir regularizando la situación, por lo que a partir de marzo se daba a la policía nacional y a la guardia civil un aumento de salario que no llegaba a la equiparación con las policías autonómicas y que sindicatos de la guardia civil se negaron a firmar.
El Ministerio del Interior encargó a una empresa externa a la Administración del Estado, Ernst&Young Abogados, el estudio de los cuerpos y fuerzas de seguridad para la equiparación. Ahora es el congreso y dos jueces quienes reclaman a interior el estudio que les hizo llegar dicha empresa. Los sindicatos tenían que ver el resultado de dicho estudio y aun no se lo han presentado. Afectados por la situación pidieron ayuda al defensor del pueblo.
En estos momentos la ausencia de trasparencia de Interior hacia los sindicatos de las fuerzas de seguridad para poder saber gracias al estudio de la consultora si los 827 millones de euros firmados como subida serían suficientes o tendrían que pedir más, ha conseguido que muchos de estos lleven a los tribunales sus peticiones, ya que se corre el riesgo que el anterior acuerdo firmado por 827 millones de euros o no sea suficiente o no se cumplan los plazos.


¿Tu como trabajador te imaginas a tu jefe regateándote el sueldo que ha apalabrado de darte y además deja de decirte la cantidad de dinero que tú vas a cobrar a fin de mes, mientras sigues trabajando? Como empresario no sería una conducta muy ejemplar. Ahora imagina que te han prometido una subida y tú has cogido un crédito, la subida no llega y te encuentras con lo justo para pagar y comer, me dirás que no es responsabilidad del empresario, que te embarcaste antes de tiempo. Pues el hecho es que salía firmado en el B.O.E. y ahora parece ser que lo quieren impugnar en dos de sus puntos. Por lo que los plazos puede que no se cumplan.

Una pesadilla, algo bochornoso, quebrantar la confianza en las instituciones de aquellos que son los que defienden el derecho y la ley. Por todo esto me ratifico y desde este medio ofrecemos nuestro apoyo incondicional y permanente hasta que las Fuerzas de Seguridad del Estado tengan una equiparación salarial real por sus funciones.

El Burgo de Osma a 2 de agosto de 2019

M&M

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: