España, Peligro de Extinción

Artículo publicado en la edición nº 15 de Alma & Luz Revista, 15-07-2018

¿Nos enfrentamos a una nueva reconquista?
Después de la batalla o de la escaramuza de Covadonga en el año 722 por Pelayo, comenzamos con lo que conocemos con la reconquista, fue con Alfonso I y con la capital de su reino en Cangas de Onis cuando comenzó a ejercer una influencia en las tierras cercanas. En ese periodo de tiempo pastores y labriegos de las montañas bajaron a los llanos para establecerse, y repoblar esas zonas de terreno.

La tierra de nadie era ocupada progresivamente por mozarabes y restos de la poblacion adyacente que buscaba nuevas oportunidades. De esto modo y regulando administrativamente los nuevos nucleos rurales que empezabana a surgir se dotaba de una identidad al territorio reconquistado.

Mi visión de este concepto de repoblamiento-conquista es que sin personas que habiten la tierra conquistada, no tienes realmente un territorio conquistado sobre el que ejercer una autoridad y dar una identidad a ese territorio.

La realidad actual según las estadisticass del INE a fecha de 2017 es que en el territorio español albergamos 8124 municipios. A partir de esta cifra vamos a hablar de hechos reales, el 16,23% de estos municipios tienen menos de 101 habitantes, en total 1319 y el 32,66% de estos municipios tienen menos de 501 habitantes, es decir 2653.

Abrumador, estamos hablando de enormes franjas de terreno despobladas, no habitadas, sin identidad.

¿A que se adolece esta pérdida de población en los núcleos rurales y la preferencia de habitar nucleos urbanos más poblados?

Cómo nos apuntará Esperanza Martín un poco después, en su entrevista, la industrialización de las zonas rurales, hizo que el número de personas para trabajar los campos se redujera considerablemente, lo cual en los años 60 y 70 produjo una emigración del campo a la ciudad en busca de empleo y un porvenir. Esto unido a la perdida de natalidad de los 80 y primera mitad de los 90 hizo que la población en los nucleos rurales se redujera y que las espectativas de repoblación natural por nacimientos de años posteriores se vieran mermadas por la baja natalidad anterior.

¿Qué puede producir un descenso en la natalidad en los años 80 y primera mitad de los 90?

¿Una politica estatal erronea?, ¿poco circulante en movimiento?, ¿inseguridad en las familias al carecer de recursos para poder criar más hijos?, ¿un inicio de la burbuja inmobiliaria y la adquisición de una hipoteca por los padres que dejan de buscar tener muchos hijos? Sea como fuere el entorno economico y social condiciona la natalidad y esto tiene su repercusion.

Por lo cual tenemos un conglomerado de factores que nos confirman esta realidad, por un lado, la crisis demografica de conjunto en la que está inmersa España, por otro lado la situación crítica que atraviesan las provincias que desde hace decadas sufren la despoblación y a eso añadimos la situación que se genera por el exodo rural que implica una perdida continua de habitantes y la carencia de una renovación generacional, aumentando el envejecimiento de la población.

Se trata de una realidad de conjunto que evidencia un problema sociopolítico de primer orden, el de la crisis demográfica y en particular la despoblación de las áreas rurales que requiere de la aplicación de urgentes políticas de Estado.

Estamos considerando en estas lineas que 1319 municipios con menos de 101 habitantes corren el riesgo de desaparecer antes de dos decadas, mientras que si lo contemplamos desde los otros  1333 municipios que tienen menos de 501 habitantes, estariamos considerando que sin las políticas estatales adecuadas en esas mismas dos decadas, estos municipios pasarán a tener menos de 101 habitantes.

Es decir el 16,23% tienden a extinguirse en menos de dos decadas. ¿Qué medidas tiene que adoptar el estado español en sus sucesivos gobiernos para paliar este problema?

Si consideramos el fuerte incremento poblacional gracias a la inmigración que se produjo en la decada de los 90 y principios de la decada del 2000 y los datos reportados por el INE de estos últimos años, podemos considerar que continuamos con la tendencia a la perdida poblacional.

En 2016 de los 8125 municipios del territorio español, 1286 tenian menos de 100 habitantes.

En 2017 de los 8124 municipios del territorio español, 1319 tenian menos de 100 habitantes.

Acabo de decir en estas dos lineas que según las estadisticas del INE, en un año, un municipio ha desaparecido y 33 han pasado a una situación por debajo de 100 habitantes. Sin una política adecuada podemos considerar que los otros 1286 sifguen sufriendo la ausencia de habitantes y el peligro de “extinción”.

Podriamos también considerar que la masculinización de muchos territorios, o la ausencia de mujeres en edad fertil, junto con la ausencia de recursos para que familias completas se desplacen a vivir a esos entornos rurales, o un numero de extranjeros menor, pueden llevar a que nucleos poblacionales terminen desapareciendo.

En cuanto a los servicios asistenciales, nos tendriamos que preguntar hasta cuanto le será rentable al Estado Español, en cuanto a seguridad social se refiere, el poder dar unas garantias sanitarias a un entorno con una población tan mermada, manteniendo unos recursos asitenciales desproporcionados, si no consideran crear una politca repoblacional dotando de subvenciones y ayudas a estas zonas desprotegidas o llevando la industria a dichas zonas rurales.

Además en los pequeños municipios, la falta de oportunidades laborales conduce a una espiral de pérdida de habitantes progresiva. De ahí la importancia de arbitrar medidas de fomento del empleo en las áreas rurales, que contribuyan a frenar la despoblación y a favorecer dinámicas inversas de fijación de habitantes y captación de nuevos pobladores.

Si tomamos a Castilla y Leon como referente, tenemos que su evolucion poblacional está intimamente relacionada con las condiciones económicas tanto de la región, como del país y del contexto internacional.

Las condiciones de partida y sus constantes durante las ultimas decadas han sido un escaso poblamiento y baja densidad población, ademas de una actividad económica centrada en la agricultura, junto con un débil proceso de urbanización y una industrialización deficiente que ha motivado la emigración constante de una parte importante de sus habitantes.

Con nosotros tenemos hoy a Esperanza Martin Alcaldesa de Aldealengua de Santa Maria que nos expone con claridad la situación actual de su municipio

Hola Esperanza, ¿Qué tal estas?

– Bien, gracias.

En mi proceso de documentación estuve viendo las estadísticas del INE y considero que la situación actual es muy preocupante, por esto quería de algún modo saber qué perspectivas tienes en cuanto a la supervivencia de Aldealengua de Santa María con el paso del tiempo. ¿Cuántos habitantes tiene actualmente tu municipio?

– Noventa y tres, 93 empadronadas, pero hay más gente que no está empadronada

¿Cuántos niños tenéis en el municipio?

– Once en edad escolar y luego de 19 hay dos o tres también, pero que ya están trabajando

¿Los de edad escolar están escolarizados en el propio pueblo?

– No, van a Ayllon.

¿No habéis decidido montar ninguna escuela rural en vuestro pueblo?

– Había antes 3 o 4 escuelas, era un pueblo con muchísimos niños cada familia tenía hasta 9 hijos, pero en años posteriores fueron vendidas por algún alcalde y ahora se están utilizando como viviendas. Lo único que ha quedado son las dos casas de maestros, de las cuales una de ellas está ocupada por una familia con tres niños y la otra hay que rehabilitarla.

¿O sea que estáis rehabilitando viviendas para que pueda haber un tráfico de emigración al pueblo?

– Exacto

¿Y en cuanto a este movimiento de personas que se acerquen a vivir a Aldealengua, ¿Qué recursos laborales pueden encontrar?

– Pues el ayuntamiento como tal no puede ofrecer nada, tenemos un peón, el cual tiene que reunir unas características especiales para acceder a este puesto, y el resto de los que llegan pues tienen que buscarse la vida ellos, la verdad, aunque aquí no hay paro, la gente encuentra ocupación en Ayllon, en Maderuelo, en Aranda, en Riaza, ahí están trabajando las parejas que están aquí viviendo.

¿Envejece muy deprisa tu pueblo, hay mucha población mayor?

– Pues ahora mismo hay más población joven que mayor, el porcentaje es más elevado.

¿Con lo cual tienes más esperanza de que tu pueblo siga creciendo?

Si, si porque es un pueblo que atrae, tiene la ribera del rio Riaza y sendas que puedes recorrer en bici entre una arboleda por varios kilómetros y eso les gusta a las personas. Es un pueblo con encanto.

¿Se está creando algún tipo de política regional o estatal que favorezca el aumento de la población en los municipios?

– Si, está CODINCE, que está ubicada en Campo de San Pedro y favorece el movimiento poblacional, pues pone en contacto a gente que demanda vivir en un pueblo con la localidad que tiene recursos disponibles. De hecho ahora nos han traído una familia, la cual ha cogido el bar de nuestro pueblo, en total es una familia que cuenta con seis miembros, todos ellos  sudamericanos y han llegado este mes.

¿A nivel estatal o de diputación o junta, las ayudas que dan por nacimiento de hijos favorecen a que la gente tenga más niños?

– Las ayudas de este tipo son las mismas que en las capitales, más bien pocas, lo único que aquí al tenerse que desplazar los niños a Ayllon en autobús a estudiar, no pagan transporte y tampoco comedor y creo que también cuentan con alguna ayuda a nivel de libros.

¿En tu entorno se sigue trabajando con la agricultura y la ganadería?

– Sí, hay ocho o nueve personas que ahora con los tractores hacen la labor que antes hacían 800 o 900 personas, que eran los habitantes que antiguamente vivían aquí.

¿Con el reducir del número de personas en vuestro pueblo y en la zona, habéis visto mermados los servicios básicos, sanidad, etc.?

– No, en cuanto a sanidad como profesional que soy, considero que los servicios de aquí son bastante buenos, he estado recientemente en una urgencia hospitalaria y he visto que el hospital reúne todos los requisitos en cuanto a atención y a medios. Lo que sucede es que para la población que hay, se necesita un hospital más grande ya.

¿Alguna reivindicación que esté en tus manos hacer para que se preste más atención al repoblamiento de las zonas rurales?

– Pienso que políticamente no se prestó demasiada atención a este tema y ahora sufrimos las consecuencias y quizás mi reivindicación como alcaldesa es hacer que los pueblos cuenten con todos los servicios, de tal modo que la gente que venga no eche de menos cualquier servicio que tuviera de allí de donde viene. Servicios de limpieza, arbolado, jardinería, crear parques infantiles para que jueguen los niños, es decir que la gente encuentre en un pueblo todos los servicios sanitarios y también de distracción, que haga que esas personas acaben viniendo bien sea a vivir aquí o a disfrutar de sus vacaciones y se encuentren a gusto.

– Por ejemplo las fiestas aquí tienen un atractivo muy grande, traemos una buena orquesta, tenemos en esos días atracciones para niños,  y de ellos, un día entero es para actividades infantiles, fiesta de la espuma, los hinchables, vienen monitores con barredoras, que son unos juegos tipo “toro mecánico”. Nuestras fiestas tienen fama y esos días de fiesta la población se multiplica incluso por diez. Y es que la gente quiere divertirse, encontrar algo distinto de lo que tiene en la ciudad.

Son esas complicidades y recursos lo que puede atraer a la gente a los pueblos.

¿Y de cara a las subvenciones, os favorecen de cara a rehabilitar viviendas?

– Para viviendas ahora mismo no, nos dan subvenciones para el alumbrado por ejemplo, de hecho nos hemos acogido a esta subvención, hemos puesto bombillas de led y ahora el ayuntamiento se ahorra un buen dinero en alumbrado público. También ahora vamos a rehabilitar la plaza, la vamos a adoquinar y vamos a hacer una bolera con ladrillos o adoquines  de colores, porque aquí la gente jugamos a los bolos, además en fiestas se organizan campeonatos y se va a hacer la bolera en la plaza, que es donde estaba antes, siempre buscando tener cosas que la gente recuerde de cuando era pequeña y tenga sus espacios de divertimento.

¿Imagino que os mantenéis en contacto con CODINCE en todo momento para informarle que tenéis sitio disponible para el realojo de familias?

– Pues si, por ejemplo un vecino del pueblo que ocupaba una casa me ha escrito hoy una carta  diciéndome que deja la casa libre a partir del 19 de este mes, entonces voy a llamar a CODINCE para que estén al corriente.

¿Las personas que suelen venir a este tipo de viviendas son en su mayoría extranjeros, o más bien españoles?

– Hay de todo, tenemos portugueses, rumanos, españoles…

¿Qué les atrae a estas personas del entorno rural?

– Pues lo primero la tranquilidad, ¿tú sabes lo que es dejar a los niños en la calle y tener la tranquilidad de que están jugando sin riesgos? Y luego saber que tus hijos crecen y se desarrollan en esa libertad.

Sí, eso es calidad de vida para los niños, Esperanza, las personas que se quedan a vivir en Aldealengua, están mucho tiempo u os dejan después de un corto espacio de tiempo, ¿Cómo lo ves?

– Hay de hecho dos familias que se dedican al pastoreo y que llevan ya más de 20 años con nosotros, otros que han ido llegando han encontrado trabajo en los pueblos cercanos y se han ido asentado sin la necesidad de dejarnos. De hecho esta persona que nos deja ahora es por una situación de separación. Lo habitual es que se queden muchos años.

No sé si habrá alguna cosa que me quieras comentar Esperanza

– Pues mira en los 60 fue cuando comenzó a despoblarse el pueblo porque con la introducción de la maquinaria agrícola, tractores, hizo que la gente se empezara a marchar a Barcelona, Madrid o Bilbao, y unas familias primero otras después, se fueron yendo. Aquí, quisieron poner una industria, la empresa Pascual, pero el alcalde que había entonces no favoreció la implantación de esta industria en el pueblo, ahora no sabemos si esto hubiera sido mejor o peor, pero la gente dice que de haber tenido a esa empresa, a lo mejor se hubiera retenido a 20 o 50 personas de aquí y no se habrían marchado.

Muchísimas gracias Esperanza por el tiempo que me has dedicado.

Asi pues, la emigración hacia otras regiones y el exterior, junto con los reacomodos internos, han dado como resultado una concentración de la población alrededor de las capitales de provincia, y el despoblamiento y la fragmentación de la población en los numerosos núcleos rurales en un extenso territorio.

Sumado a la  constante pérdida de población joven  en edades reproductivas tiene un efecto directo en el proceso de despoblamiento y envejecimiento. Y esta emigración crea un efecto en cadena dando origen a un vacio en los nacimientos de la región en el futuro.

El componente joven de la migración no solo determina el crecimiento en cada momento, sino que condiciona el futuro: se marchan los padres y por lo tanto esto afecta los nacimientos. Las pérdidas son consecuencia tanto de los que se van como de los que no nacerán.

El resultado de este doble proceso es que la estructura por edad de la población de Castilla y León ha experimentado una drástica transformación durante el siglo XX, aún cuando el volumen prácticamente no ha variado: la población menor de 15 años se ha divido por tres (ha pasado de representar en 1900 el 36 por ciento a únicamente el 11,5 por ciento en 2005), mientras que los mayores de 65 años se han multiplicado por casi cinco (han pasado del 5 por ciento a casi el 23 por ciento). Habiendo seguido la misma tendencia en la fecundidad y la mortalidad que en el resto del país, la estructura actual presenta sin embargo importantes diferencias con respecto a España, donde los menores de 15 años representan el 14 por ciento de la población y los mayores de 65 años el 16 por ciento.

La estructura presente plantea una agudización del proceso en el futuro, puesto que a la actual baja fecundidad, y no es esperable un gran repunte, se suma una población envejecida y unas cohortes cada vez más escasas de mujeres que entran en la etapa reproductiva. La migración que ha marcado el pasado demográfico de la región aparece de nuevo como el único factor capaz de modificar la situación actual y futura.

Únicamente la llegada de población emigrante joven y que aporte nacimientos se presenta como la solución más viable para revertir el proceso de despoblamiento y de envejecimiento, mejorando al mismo tiempo la distribución espacial de la población.

Pero veamos que nos puede decir Juan Jose Sevillano, alcalde de Rioseco de Soria

Hola Juan José ¿Qué tal estas?

Bien gracias, acabamos de terminar con las fiestas del pueblo, y un tanto cansado.

Juan José ¿Cuántos habitantes tiene Rioseco de Soria?

Rioseco 132 habitantes. Hay una pedanía que es Valdealvillo que no sé cuántos tendrá pero lo que es Rioseco tiene 132 habitantes empadronados

¿Se podría considerar que vuestro pueblo es uno delos pueblos de la provincia de Soria que más está haciendo por mantener una población constante?

No sé si actualmente somos los que más estamos haciendo,  pero sí sé, que fuimos los pioneros en cuanto a buscar familias para que se asentaran en el pueblo.

¿Dentro de Soria hay alguna institución que ayude a una recolocación de familias o que las acerque al pueblo?

Hay bastantes proyectos que están haciendo cosas para traer población tipo “Aguas a la tierra”, también está el “Programa Arraigo”, pero no a nivel oficial, si no a nivel de asociaciones o grupos de interés local.

¿A nivel institucional estáis consiguiendo suficientes subvenciones para poder habilitar casas de cara a conseguir realojos en el pueblo?

Ahora mismo diputación está sacando un tipo de ayudas para comenzar a realizar arreglos en viviendas municipales y también vivendas privadas destinadas al alquiler. Lo que pasa es que nosotros comenzamos hace 30 años a traer gente y tuvimos que aceptar que las viviendas públicas como son las dos casas del maestro, la casa del cura, la casa del médico  y la del farmacéutico, pasaran a ser de titularidad municipal y coadyudadas. En los últimos años a través de Tierras del Cid y con fondos europeos, lo que se ha hecho es arreglar las viviendas municipales para el alquiler. Ahora mismo Rioseco dispone de seis viviendas, no tiene más y las destina a familias con niños, dentro de una política de mantener la escuela abierta y de buscar no tanto un beneficio económico de esas viviendas, sino más bien un beneficio social. Nosotros  no seguimos la política de otros pueblos que las sacan a subasta y el que más pague se la queda. Dandoles igual que vengan dos fines de semana al año y un mes en verano, y no mirando que haya ahí una persona todo el año. Nosotros tenemos un alquiler bajo pero buscamos que la persona viva en el pueblo, se empadrone en el pueblo y resida aquí.

Por estadísticas por el INE, el número de pueblos con menos de 100 habitantes se está incrementando progresivamente, con lo cual hay un riesgo de extinción constante, zonas como Soria, Burgos o Guadalajara lo están pasando fatal por decirlo de algún modo. Vuestra política, esa  que tenéis desde hace treinta años de tratar de repoblar el pueblo, y en la que sois pioneros os está favoreciendo a la hora de mantener un numero equitativo de habitantes todos los años, en relación con los municipios del entorno, por decirlo de algún modo, lleváis 30 años buscando una sostenibilidad.

Si, 30 o 40 años, si, durante este tiempo hemos conseguido tener unas treinta personas más. Sin esta política estaríamos ahora en los 90 habitantes, claro, el esfuerzo de mantener la escuela del pueblo abierta, hace que la gente también se quede.

Además estáis de algún modo buscando atraer el turismo a la zona, hace unos años habilitasteis un campo de Golf y ahora buscáis restaurar el yacimiento romano de cara a una posible explotación turística.

Nuesta la política es la de favorecer que se hagan cosas en el pueblo, como el campo de golf, es una iniciativa que económicamente tampoco está aportando un gran rendimiento, pero si nos aporta que hay un club deportivo de 80 socios. Estas personas poco a poco vienen al pueblo e incluso hay una familia de este club que se ha acabado comprando un solar y se ha hecho una casa. Tambien hay un grupo de personas que viven en Madrid, pero que fin de semana si, fin de semana no, viene al pueblo, a jugar al golf. Ahora estamos barajando la posibilidad de hacer visitable el yacimiento romano, asociado a la restauracion del molino como museo, donde en dicho molino se pueda conocer el yacimiento, la agricultura y la historia de la zona, dejando una pequeña habitación de dicho molino para habilitarla como taller de artesanía. De tal modo que alguno de los artesanos que hay en el pueblo pueda al mismo tiempo que atiende el taller, dar información a los visitantes que vayan llegando al museo. En verano encontramos que los artesanos tienen las ferias y salen por ahí, en esos meses lo que haremos será buscar un trabajador para la temporada de verano.

Y desde tu perspectiva en primera línea, ¿consideras que la situación es tan grave como se está pintando y las medidas que se están tomando puede que no sean tan adecuadas o tan prioritarias?

A ver, yo creo que es muy grave, el problema no es fácil de resolver, no hay una solución milagrosa, ahora mismo se está buscando poder ofrecer viviendas a las personas, pero claro por mucho que le quieras dar una vivienda a una persona, si no la puedes ofrecer una forma de vida, no tienes nada. Si no es un artesano que tiene su propio trabajo, tienes que darles oportunidades laborales y para eso claro, tienes que generar puestos de trabajo, es muy difícil. Entonces lo que estamos barajando es ofrecer favorecer a pequeños comercios en el mundo rural, es decir que tengan un beneficio que compense el vivir en un pueblo. De hecho tengo una reunión con Diputación para hablar de ayudas a comercios que se establezcan en el medio rural, no se aún muy bien de qué se trata la ayuda, pero hay que ir, y vamos encantados, porque también hay que tener voluntad de hacer cosas.

Tenéis una lucha constante para que la población no se masculinice, para tratar de tener mujeres en edad de tener hijos, para tratar de atraer a familias completas y para poder generar puestos de trabajo.

Si, pero para eso la gente del pueblo ha de tener un perfil de aceptar a la gente, no todos los pueblos quieren eso, Rioseco de Soria, no sé si será porque están más acostumbrados a ver gente de fuera, o porque puedan ser más confiados o más receptivos, los integran, pero hay pueblos que no quieren que traigan a nadie de fuera, desde el punto de vista de que pueden montar follón, es un poco la mentalidad del pueblo.

Por ejemplo ahora tenemos una obra para hacer una pequeña circunvalación al pueblo para que no pasen los camiones por el centro del pueblo y al hablar de ello con el alcalde de otro pueblo, te dice ¿Cómo has conseguido los terrenos? Porque tenemos un proyecto viable de por dónde va a ir la carretera, pero no ha habido ningún problema con ningún propietario, éstos, los propietarios de las fincas, entienden que es bueno para el pueblo y no ponen impedimentos, y no solo con eso, con muchas cosas, cada vez que hemos tenido que realizar alguna obra, como la ampliación del cementerio y otras cosas, nos facilitaron los terrenos.

Es decir que todo el pueblo apoya que el pueblo continúe vivo y tenga vida.

Si, y que se hagan cosas en el pueblo, a un señor que le quito el 40% de su finca para hacer la carretera, pues si se pone mal, me lleva a juicio, me paraliza la obra y las cosas no se hacen.  Ya es bastante difícil conseguir que diputación te dé los fondos para hacerla como para que encima te pongan pegas.

¿Qué continuidad le dais a vuestro pueblo? Después del proyecto de la villa romana y la adecuación del molino con el artesano, ¿hacia dónde orientáis vuestros proyectos para que el pueblo siga creciendo? Porque de algún modo no creo que sea mantenerse lo más favorable, sino más bien tender a crecer para que yendo de algún modo a por el sobresaliente nos quedemos en el notable.

Yo creo que grandes proyectos no existen o no los veo viables para un pueblo tan pequeño. Yo quiero crear una industria con veinte puestos de trabajo, es como decir yo quiero que me toque la lotería. Entonces es ir siempre haciendo cositas y esas cosas van surgiendo, no todo consiste en un proyecto que esta prediseñado en un principio y vas siguiendo unas pautas para llegar a el. No, yo creo que es una mentalidad de predisposición a hacer cosas, que muchas veces tú tienes una idea y como no encuentras fondos para esta, tienes que hacer otra cosa y te tienes que adaptar. No siempre se puede hacer todo lo que tú quieras.

Una de las ideas que estamos empezando a barajar y ver cómo se puede solucionar es poner un vivero de artesanía, el cómo poner una serie de locales donde puedan tener vivienda y taller y en el cual puedan ejercer su actividad los artesanos. Una de las cosas es por ejemplo que en Rioseco hay dos artesanos, y esto nos lleva a pensar, que al final a un artesano le da igual vivir aquí que en el pueblo de al lado, porque al final su puesto de trabajo va a estar en las ferias, en Valladolid, en Zaragoza, en Bilbao. Claro si nosotros conseguimos crear aquí 10 puestos de artesano, podemos crear una feria mensual que abra al público e intentarlo. Pero para Rioseco de Soria hacer diez viviendas con 10 talleres, no es viable, no tiene dinero. Aun así, estamos dándole vueltas y tú me dices de proyectos, pues estamos empezando a barajar ese proyecto. Ahora, tenemos un señor que ha solicitado 20 hectáreas para poner una granja de pollos ecológicos, y no solo eso, esos terrenos han de estar vallados para que los pollos puedan estar sueltos  y comer en el campo.

¿Y generar puestos de trabajo en la zona?

Serian uno o tal vez dos, pues no le hemos dicho que no, seria buscar el lugar adecuado para ello, sé que en pueblos de alrededor le ha dicho que no, porque si las gallinas huelen, que si no sé qué, claro, habrá que buscar el sitio idóneo que no perjudique a los que puedan vivir en el pueblo, por lo tanto, no ha de estar cerca del pueblo, tendrá que estar más lejos para evitar que vientos predominantes traigan los olores al pueblo. Bien, pero siempre estamos abiertos a todas las posibilidades, que al final no sé si saldrá este proyecto, pero estamos en reuniones con este señor, dándole vueltas y oye que luego sale, pues bien, que no, pues lo hemos estado mirando y si no ha salido, pues no ha salido y si no sale, no pasa nada, pero siempre estamos ahí.

¿Habéis pensado en uniros diferentes municipios para tratar de obtener ayudas estatales o es cada ayuntamiento de forma individual el que tiene que sostener de alguna manera su municipio?

De momento estamos solos, pero sí colaboramos con otros dos municipios, como son Blacos y Torreblacos, para mantener el coto. Por esta zona no hay ninguna mancomunidad, ni nada de eso que es un poco lo que está tendiendo a poder hacer la Junta de Castilla y León. Quiere hacer cabeceras de comarca, donde se enclaven todos los servicios y los pueblos de alrededor acaben yendo ahí, porque, que nuestra cabecera de comarca sea Burgo de Osma y que nosotros pertenezcamos a Burgo de Osma, pues como que no estamos muy de acuerdo. Porque yo creo que vamos a poder gestionar mucho mejor nuestro municipio nosotros, que no que nos lo gestione uno de fuera.

¿Habéis notado alguna merma en los servicios en base al descenso poblacional?

No, no, de momento no, tenemos asignado unos días de medico por habitante, está viniendo tres día a la semana, un dia de farmaceutico y luego tenemos un pequeño bar con tienda en el pueblo además de nosotros con el restaurante y las habitaciones. El pueblo tiene más o menos los servicios básicos y tiene la escuela.

¿Tú crees que ya desde los más altos niveles, desde quien gobierne el estado legislación a legislación se pondrán las pilas ante la grave crisis de despoblamiento que estamos viviendo o no?

Hombre, antes se hablaba mucho de despoblación y nunca se han tomado muchas medidas y últimamente se están tomando alguna medida, que ya es tarde, no lo sé, pero bueno, yo creo que todo influye. Hace diez o tal vez quince años solo había un teléfono en el pueblo, no había cobertura de móvil, estamos consiguiendo que haya cobertura de móvil de dos compañías de las tres, esto significa que halla conexión a internet, sé que no es una banda ancha ni fibra  óptica, pero es razonable para poder trabajar. Eso influye en que la gente pueda venir. Sí, están mejor las infraestructuras, diputación está haciendo un esfuerzo grande en mejorar las carreteras comarcales, todas esas cositas van sumando e influyen y luego si los pueblos poco a poco van haciendo cosas y la gente ve que el pueblo no va para abajo, entonces la gente se arregla las casas y si un vecino ve a otro arreglarse la casa, pues se dice si este se la ha arreglado, yo también.

Rioseco lleva una dinámica buena desde hace muchos años, si te das una vuelta por el pueblo verás que casi el 80% de las casas están arregladas y se usan, a lo mejor no viven de continuo pero vienen el fin de semana.También podrás ver que las calles están arregladas, hemos trabajado durante los 10 últimos años en cambiar toda la red de suministro de agua que era de uralita y plomo y ahora ya están de pwc, ya no hay averías, no hay tantas fugas.

¿Juan José el proveer de todos esos servicios e infraestructuras te ayuda a evitar el éxodo rural de los habitantes del pueblo a la capital más cercana?

Al final todo lo que hagas en el pueblo suma, lo que no haces es lo que empieza a restar, el que uno se vaya porque no tenga internet y la necesite para trabajar y no lo tenga, puede hacer que el vecino de al lado diga, “Éste se va, yo también”. Luego, tenemos hijos del pueblo que trabajan las tierras aquí pero que han decidido vivir en Soria  y desplazarse a trabajar aquí, como hay gente que tiene su trabajo en Soria y ha decidido quedarse en el pueblo e ir a Soria todos los  días a trabajar. Son decisiones personales que tú no puedes influir en ellas, pero lo que sí que puedes hacer, es intentar hacer cosas para que se queden, que luego ya se queden o no, no depende sólo de ti.

Por el tiempo que llevas en Rioseco, ¿has visto desaparecer alguna población cercana?

Hombre cuando vine yo, ya no estaba, pero el término de Rioseco está compuesto por cuatro municipios, Rioseco de Soria, Valdealvillo con 17 o 18 habitantes, la Mercadera que ya ha desaparecido hace muchísimos años y Escobosa que también es un despoblado que ya no vive nadie, entonces de un total de cuatro que éramos, quedamos dos con población. A los pueblos que desaparecieron nunca se les llegó a llevar luz y agua, se despoblaron antes de llevar esos servicios. Fue cuando la migración de los pueblos a las ciudades del siglo pasado, entonces se fueron marchando. Las pocas familias que quedaban al irse quedando solas, pues marcharon, unos fueron a Rioseco, otros a Soria y el pueblo se cerró.

Muy bien pues no sé si quieres añadir alguna cosa más, algo que quieras comentarme.

Pues, sí, destacar de Rioseco que digamos que en el pueblo hay diferentes partidos políticos pero que una vez que estamos en el ayuntamiento, todos remamos para el pueblo, no hay nadie en el gobierno y nadie en la oposición. Eso facilita muchísimo el trabajo. Tenemos agricultores, yo que me dedico más al turismo, otro que es funcionario, entonces cuando sale un trabajo de tierras, va el que entiende, da igual que sea de un partido o de otro, luego lo expone en el ayuntamiento, lo hablamos y tenemos nuestras diferencias pero no por ser de un partido o del otro, si no por la forma de pensar, igual con mi teniente alcalde que es del mío, pensamos mas diferente que yo con el de otro partido. Ya te digo, es por formas de pensar, pero siempre llegamos a un consenso y yo estoy todavía por la primera vez que tengamos que votar algo porque no nos ponemos de acuerdo. Puedes entender que una vez que todos nos ponemos de acuerdo, podemos remar todos en la misma dirección y buscar el dinero y encontrar la financiación. Imagina, si yo tengo la zancadilla de mi propio ayuntamiento para realizar las cosas, con lo difícil que es conseguir la financiación, pues, al final no lo haces, piensa que contamos con unos recursos muy, muy limitados.

Muy bien, pues Juan José, desde aquí darte las gracias por este tiempo que me has regalado.

Muy bien Miguel Angel, cualquier cosa me llamas y aquí estamos.

Gracias JuanJo

Después de estas lineas podriamos consoderar que la llegada de población extranjera se presenta como la alternativa más viable para hacer frente a dichos procesos, dado el gran dinamismo mostrado en las últimas décadas. En las zonas rurales, con una población muy envejecida y masculinizada, y donde la migración extranjera tiene escasa presencia, el despoblamiento y el envejecimiento presentan una situación aún más dramática y de más difícil solución.

La situación es especialmente preocupante en provincias como Soria, Teruel, Zamora, Ávila o Burgos, en las que en estos momentos más del 90% de todos sus municipios tienen menos de 1.001 habitantes.

Así, en la provincia de Soria el 94% de todas sus localidades no sobrepasan los 1.000 empadro-nados. En la provincia de Burgos representan el 92,7% de todo su mapa municipal; el 92,4% en la provincia de Ávila, el 92,3% en la de Zamora y el 92% en la de Salamanca.

En estos momentos, el 61% de los municipios españoles concentran, entre todos ellos, a tan solo el 3,15% de los habitantes del país.

En apenas década y media, 358 municipios españoles han pasado a engro-sar la lista de lo-calidades que no superan los 100 habitantes y que, por tanto, están en situación demográfica crítica. En solo un año, entre 2015 y 2016, se unieron a esta lista 48 municipios y del 2016 al 2017, otros 33 más se unieron a esta lista.

Desde este medio nos hacemos eco de la necesidad de tomar medidas urgentes para paliar el profundo problema del medio rural español, en portada y a lo largo de este artículo, podeis contemplar la imagen del pueblo en el que nació mi abuelo en la provincia de Soria y que desde hace ya más de una decada quedó desierto y despoblado.

Un pais en el que la tendencia de la politica actual sea el sobrevivir a las circusntancias cuando tantas regiones buscan su identidad propia fuera del estado, hace que otras muchas cosas que son necesarias puedan ser obviadas durante un tiempo de cambios sin que se tomen las medidas adecuadas, agravandose esta situación a 20 años vista.

Un viaje en coche por los pueblos de Soria te puede hacer saber el tiempo que les queda de vida a cada uno de esos municipios en funcion de los habitantes que tienen actualmente.

España, “peligro de Extinción”

Enlace a las estadisticas del INE

“Mi abuelo, nació en este pueblo, Cubillos, lugar al que de algún modo estoy rindiendo un homenaje, siempre y cuando sus ruinas sirvan para despertar la conciencia de todas aquellas personas que tienen en sus manos la posibilidad de evitar que la cultura y el arraigo de su pueblo se pierdan, En estos momentos tenemos que volver a la naturaleza y reconsiderar nuestra unión con ella, buscar nuevas vías de desarrollo que hagan sostenible la vida y de este modo, dar más vida a nuestros pueblos.

Nos encerramos en las ciudades porque creemos que ahí lo tenemos todo, oportunidades laborales, servicios, ocio, pero perdemos el contacto con la naturaleza y eso nos resta salud.

Ahora mismo hay muchos entornos rurales que están ofreciendo casas con una renta mínima, y en algunos casos, hasta empleo, para que su pueblo no se extinga.
Este artículo nace como un punto de inflexión, donde se te abre una oportunidad a considerar el retorno a la tierra y vivir la vida desde esa unión con aquello que nos provee de vida, la naturaleza, Una llamada de atención para las autoridades pertinentes y para la densificación de los núcleos urbanos. El futuro siempre ha estado en nuestras manos y lo creamos en nuestras decisiones presentes.

Si quieres saber más sobre la historia de Cubillos, el siguiente enlace, te llevará a un blog en el que cuentan cómo fue desapareciendo el pueblo.”

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: